entradas en '' categoría

En memoria de Baal HaSulam (una charla ante la tumba de Baal HaSulam el 29 de septiembre 2009)

baalhasulamPodemos ver que el sistema de la creación está construido en grados. El hombre siempre está conectado a un grado definido y luego se eleva al grado siguiente, etc. La influencia que recibe desde arriba pasa a través de todos los grados y llega a él. De esa manera, el camino del hombre hacia la meta es el ascenso a través de los grados de abajo hacia arriba, gradualmente, y en el proceso va asemejándose al Mundo del Infinito.

Detrás de cada uno de nosotros se encuentran los miles de años de desarrollo de nuestros antecesores. Sin embargo, el hombre está directamente conectado con sus padres. Ellos le heredaron atributos y le dieron educación, es decir, lo formaron interior y exteriormente.

Lo mismo ocurre en la ciencia de la Cabalá. Ella se ha desarrollado durante miles de años y cada uno de los miles de cabalistas realizó algo único para entregarnos esta sabiduría el día de hoy, en que cada uno de nosotros en todo el mundo debe despertar.

No obstante, nuestra conexión más cercana es con los últimos cabalistas: Baal HaSulam y Rabash. Ellos son nuestros padres, de ellos recibimos la vida y la educación que nos forma. Ellos nos conectan con el sistema que lleva al Infinito. Con su ayuda directa y gracias a sus enseñanzas llevamos a cabo esta ascensión.

Y por eso es tan importante para nosotros poner en práctica correctamente la metodología que ellos nos han entregado, su educación. Si tenemos la fortaleza necesaria para aferrarnos a estos grandes padres que nos ha mandado el Creador, entonces seguramente obtendremos éxito.

Todavía nos falta ver cómo ellos cuidan de nosotros, cómo estas almas están conectadas con nosotros todo el tiempo,  preocupadas por nosotros. Todo lo Superior, lo recibimos solamente a través de ellos y lo hacemos en la medida en que ejecutamos sus consejos.

Esperemos ser dignos de aquello que ellos han alcanzado y que nos entregan. Toda la Luz en su nivel está preparada para que la aceptemos, para que a través de ellos establezcamos la conexión con la Luz, con el Creador.

Baal HaSulam hablaba acerca de que a partir del año 1995 la ciencia de la Cabalá comenzaría a revelarse y que miles de las personas llegarían a ella. Él estaba hablando de nosotros. No existe grupo más grande que acepte a todos los que desean revelar el Mundo Superior y diseminar su enseñanza. Por consiguiente, debemos estar orgullosos y al mismo tiempo continuar nuestros esfuerzos para ser dignos de esta distinción tan bondadosa que nos llega desde Arriba.

Baal HaSulam escribe en La última generación que el hombre tiene que esforzarse por:

1. Alcanzar la espiritualidad por sí mismo y/o

2. Difundirla y ayudar a los demás a alcanzarla.

En ambos casos, la persona corrige su alma. Si tratamos de transmitir su enseñanza a los demás, sin importar que tanto nosotros mismos la alcancemos,  nuestras acciones mismas evocarán la corrección y será un gran logro del que debemos enorgullecernos y alegrarnos

Vamos a brindar por esta alma grande, que nos une al Creador. Cada uno de nosotros fue realmente elegido desde Arriba. Cada uno ha recibido el derecho enorme de establecer la conexión con esta alma, de conectarse con esta enseñanza y su diseminación.

Seamos dignos de nuestro nombre, “Bnei Baruj”, ya que Baruj (Bendito) es un nombre del Creador.

La unión de los opuestos es más rápida que la velocidad de la luz

rav_2008-11-07_blackpool_lesson_12_wEn el camino espiritual siempre nos movemos simultáneamente a través de estados que consisten de dos opuestos. Esto realmente molesta al hombre, ya que al existir en su atributo egoísta o la intención para sí mismo no puede estar de acuerdo con que dos opuestos puedan coexistir.

Sin embargo, en el estado espiritual los opuestos coinciden, y por lo tanto aunque somos contrarios al Creador, tenemos que alcanzar la adhesión con Él. Nuestra naturaleza no cambia, pero si logramos alcanzar la adhesión con Él, a eso se le llama espiritualidad. Si añadimos a nuestra naturaleza egoísta la naturaleza espiritual y las unificamos, nos encontraremos existiendo en los dos mundos.

Por ahora tan sólo percibimos sólo a través de nuestro deseo de disfrutar, y por esta razón no entendemos cómo es posible la unión de los opuestos.  De hecho,  es imposible describir y transmitir este estado con nuestro lenguaje terrenal, que es la expresión de nuestra naturaleza y solamente transmite lo que entendemos. En cambio en la espiritualidad, incluso causa y  efecto cambian de sitio: aquello que nos parecía la causa resulta ser lo contrario, el efecto. Por este motivo la espiritualidad está oculta.

En realidad, nadie está ocultando el estado espiritual. Más bien no reconocemos el mundo espiritual, ya que estamos construidos conforme al mundo material que posee únicamente un componente, y no los dos opuestos en unidad. Es como si pasáramos junto a él en una dimensión distinta, y nunca lo encontráramos. No poseemos el órgano sensorial para percibir el mundo espiritual.

Lo único que me permite percibirlo es cuando dos opuestos, el Creador y la creación, se funden, cuando la creación alcanza el atributo de equivalencia con el Creador. Al crearse la equivalencia entre nosotros y el Creador, entre nuestra intención y Su deseo de otorgamiento, y la permanencia de nuestro deseo de recibir, entonces sentimos los dos opuestos en nuestro interior y podemos percibir la espiritualidad.

Empezamos a entenderlo, a investigarlo y medirlo. Ahora comprendemos como puede existir algo más rápido que la velocidad de la luz, dos opuestos juntos, entre los cuales no existe la contradicción.

Vamos a cambiar y a mejorar la vida

laitman_2009-07_0170Si la gente se dedicara a la espiritualidad, no les agobiarían los problemas materiales, porque la influencia de la espiritualidad tranquiliza y equilibra. Nuestro mundo es la consecuencia del descenso de las Fuerzas Superiores.  Todo lo existente en el mundo, lo gobiernan las fuerzas de Arriba. Si equilibramos estas Fuerzas Superiores, entonces todo funcionará en equilibrio en nuestro mundo.

Si comenzamos a construir la conexión correcta entre nosotros, es decir, una que sea semejante al mundo espiritual, todo nuestro mundo, incluyendo nuestra vida terrenal, empezará a equilibrarse.  Por otra parte, si actuamos en el nivel de nuestro mundo, no podremos corregir o mejorar nada en nuestra vida terrenal, pues nuestro mundo se rige por las fuerzas de Arriba.

Sin embargo, si empezamos a corregirnos  a nosotros mismos para lograr asemejarnos a  las Fuerzas Superiores, éstas descenderán y traerán la armonía a nuestro mundo. Lo notaremos en seguida y todo va a mejorar.

La crisis no ha terminado, señores…

laitman_2009-03-18_8399_wEn las noticias (de Reuters): En Estados Unidos se suicidó el señor James Macdonald, director ejecutivo de la compañía y director financiero de la familia Rockefeller. Desde el comienzo de la crisis económica mundial se han suicidado, el presidente de la sucursal francesa de Coca Cola, Jean Bagar, el director financiero de Freddy Mac, D. Kellermann, el presidente de una de las más grandes compañías inmobiliarias en Estados Unidos, Sheldon Good y muchos otros.

Mi comentario: Y la crisis todavía no ha terminado, señores…

Materia relacionado:

La nueva etapa de la conocida vieja crisis
La verdadera crisis todavía está por venir

Sólo pide y recibirás la respuesta

explainPregunta: La Luz Superior me creó con el deseo de recibir ¿Qué debo hacer si quiero pedirle también el atributo de otorgamiento? ¿A quién he de pedirlo y en qué forma?

Respuesta: Nuestro desarrollo siempre sigue la cadena de causa y efecto: Cada acción causa un efecto, que a su vez se convierte en  la causa de la siguiente acción, etc. Por lo tanto, el hombre que verdaderamente llega a sentir que necesita la ayuda Superior, sabe cómo y qué pedir.

El problema es que estamos mucho tiempo en un estado “como si” intentáramos llegar; “como si” anheláramos la espiritualidad; “como si” realmente lo deseáramos con pasión. Pero, por ahora, todo esto se queda en “como si”… Por esta razón no sabemos cómo pedir ni a quién. En realidad no sabemos cómo abrir el libro de Cabalá y encontrar allí la Luz que reforma.

Esto se ve muy claro en el ejemplo de las imágenes holográficas en tres dimensiones. Si miran superficialmente, no verán nada. Pero si desenfocan la vista, penetrarán en el interior de la imagen.

Lo mismo se aplica al trabajo espiritual para el descubrimiento del Mundo Superior. Como resultado a tu gran anhelo y grandes esfuerzos, tu visión recibirá un nuevo enfoque. Verás ese mundo y de pronto penetrarás en su profundidad. Esto tiene que producirse como resultado de todas tus acciones previas.

En cuanto a tus quejas actuales: “¡¿Por qué estoy gritando y no me responden?!” se debe a que por el momento todavía no se trata de un grito. Cuando tu petición de verdad se convierta en un grito, de inmediato se volverá la causa que conducirá al efecto: el descubrimiento de la espiritualidad.

Este maratón se ha alargado demasiado

laitman_2008-11-13_6710En los próximos años el mundo llegará a una situación en que la gente querrá  entender cómo pueden vivir de otra manera. Incluso no será debido a las difíciles condiciones materiales, sino a una sensación agobiante en el alma.

Por ahora en el mundo gobierna el dinero y nada más que el dinero. Pero esto muy pronto se terminará y la persona sentirá que eso no la llena, que  se siente mal, a pesar de todas las riquezas de la vida.

La gente ya se siente mal ahora, pero por el momento todavía logra abandonarse al juego, cerrar los ojos ante las cosas serias y perseguir metas  temporales, que imaginan bajo la forma de placeres como el dinero, el poder, la fama. ¿Y qué otra cosa pueden hacer en esta vida? Nos miramos uno al otro y sin pensar hacemos lo mismo que hacen todos. Si me parezco a los que me rodean, entonces me  siento bien. Por eso la persona escoge para sí misma algún objetivo convencional y lo persigue, tratando de ocultarse de la sensación de vacío.

La fuerza de conservación del organismo lo obliga a buscar un objetivo que mantenga a  la persona ocupada perpetuamente para que “sepa para qué vive”, con la mente ocupada en algo, pues de otra forma, se queda sin “apoyo” en la vida, como un niño perdido.

Y si eso llegara a suceder, la persona sentiría temor de todas estas eternas preguntas: ¿Para qué  existo? ¿Qué ocurre con mi vida? Pero tarde o temprano, la persona recibirá  otro deseo y no será capaz de seguir pensando fanáticamente en las cosas terrestres desde el amanecer hasta el atardecer. Entenderá de repente que esa carrera fue preparada especialmente para desviarla de lo más importante en la vida.

En algún momento el individuo podía cerrar ojos y correr junto a todos los demás, pero ahora ya no tiene más la fuerza para continuar así. Todos siguen corriendo pero él se ha salido del camino, porque para él todo eso ya no tiene sentido. Su deseo se ha vuelto tan profundo que es imposible llenarlo con los objetivos terrenales:

a)            Placeres corporales: alimentos, sexo, vivienda, familia

b)            Placeres sociales: riqueza, poder, fama, sabiduría

Es así que el hombre empieza a buscar la Meta Superior.