entradas en '' categoría

La lección diaria de Cabalá correspondiente al 30 de septiembre 2009

Preparación de la lección

Existe una realidad indivisible ante nosotros, pero cada persona la revela dependiendo de sus propias cualidades.

Ver

Escuchar

Primera parte: Sobre Shamati 97

El embrión espiritual “se voltea” antes del nacimiento: lo que parecía ser desperdicio, se convierte en lo más importante para la persona en ese momento. Está ahora preparada para ascender al siguiente nivel.

Ver

Escuchar

Segunda parte: Sobre el Prefacio al Comentario Sulam

No deben combatir sus deseos pues los necesitarán todos. No es el deseo que necesita restringirse, sino la forma en que ustedes los utilizan.

Ver

Escuchar

Tercera parte: Sobre Desvelando una parte y cubriendo dos

Los cabalistas nunca revelan lo que no es necesario y lo que la generación no está preparada para comprender.

Ver

Escuchar

La misma ley gobierna a toda la naturaleza

laitman_2008-11-13_6695_70[1]En las noticias (de Physorg.com): “Desastre Inminente: Señales anticipadas similares en el cambio climático, los ecosistemas, los mercados financieros, la salud humana” ¿Qué tienen en común los cambios abruptos en las corrientes marítimas y el clima terrestre, cambios en la fauna y los ecosistemas, el mercado financiero global y las caídas de todo el sistema, los ataques de asma y las crisis epilépticas? Según un documento publicado esta semana en la revista Nature, todas comparten señales comunes de advertencia que indican la existencia de un umbral crítico de desastre inminente. “Resulta cada vez más claro que un gran número de sistemas complejos tienen umbrales críticos – puntos de inflexión imparables- durante los cuales los sistemas cambian abruptamente de un estado a otro”, escriben los autores.    

 Mi comentario: Después de todo, la Ley es la misma para toda la Naturaleza, incluyendo toda la civilización humana. Este es solamente uno de los primeros descubrimientos de la dependencia global e integral de todas las partes de la Naturaleza.

Cuando nos fuerza a unirnos en un único sistema integral, se detendrán los cambios negativos y todo volverá a la armonía, incluyendo los cambios irreversibles del clima terrestre.

Material Relacionado:

Nos aguarda una vida perfecta

Podemos salir de la crisis sin la influencia del sufrimiento

Una petición para regresar a la Fuente

Construyendo la sociedad futura  

¡No le arrojen los zapatos al semáforo!

laitman_2009-03_8080[1]Pregunta: Cada Año Nuevo se despierta en mí una nueva esperanza por alcanzar la espiritualidad, pero al finalizar el año también experimento frustración. ¿Cómo mantener la esperanza?

Respuesta: Tanto la esperanza como la frustración son buenas. Es necesario únicamente conectarlas y entender que nadie le ofrecerá la espiritualidad en bandeja de plata.

No existe el Creador fuera de nosotros. No existe un mundo fuera del hombre. No tenemos de donde recibir. Todo lo que descubrirá lo hará en la corrección de usted mismo. Cuando el individuo corrige su Kli, revela al Creador en su interior. Todo se revela en este deseo (Kli) corregido (que previamente era egoísta).

No es fácil estar de acuerdo con esto, pero la realidad es que nadie nos impide alcanzar la espiritualidad: el atributo de otorgamiento y amor.

El hombre sólo existe en una realidad que es semejante a la calidad de sus deseos. Al cambiarlos sentirá que está en otro mundo. Cambiar los deseos de “para mi mismo” a “para el otorgamiento”, se llama descubrir el Mundo Superior.

Todo se encuentra dentro de usted, este mundo y el mundo por venir. Este mundo es lo que percibo ahora. Si corrijo mi Kli, empezaré a percibir el mundo espiritual, mi mundo por venir.

Por lo tanto, únicamente gobierna una ley: cada uno percibe según sus propios atributos. Pedir cambiar el mundo o incluso a usted mismo no tiene sentido… ¿A quién se lo va a pedir? Sólo transformándose  mediante las leyes de la Naturaleza, cambiará el mundo. Si un hombre está frente a un semáforo y la señal no cambia en cinco minutos, ¿lo va a maldecir y le arrojará sus zapatos? No, porque el semáforo no está vivo. Hace tiempo, en lugar de semáforos había guardias que regulaban el tráfico y a ellos sí se les podía pedir.

Por lo tanto, todo depende de quién imaginas que está delante de ti, un ser vivo, o una ley. Pensamos que el Creador esta “vivo”, como nosotros, y que se puede influir en Él, que se le puede pedir. Pero miles de años de historia nos deberían haber enseñado lo contrario.

Pregunta: ¿Y qué pasa  entonces con nuestras plegarias?

Respuesta: Rezar,  significa juzgarse a sí mismo. Con la plegaria, el hombre cambia sus deseos y  cualidades. Con la plegaria se pone en marcha el sistema en que se encuentra y lo influye en la medida de su anhelo, de su intención verdadera de cambio.

Pregunta: ¿Y que hay de la Luz que Reforma?

Respuesta: El descubrimiento de la Luz significa la percepción en el deseo corregido del atributo de otorgamiento. Esta percepción de su propio estado corregido, es la Luz.

Cuando descubres la Luz dentro del Kli,  éste revela sus propiedades corregidas.

Cuando brilla en ti “la Luz Circundante”, descubres tu futuro estado que te ilumina ahora en el presente.

Pregunta: Pero, aparece el cansancio, la desilusión…

Respuesta: La desilusión se debe únicamente a que usted no ha realizado los esfuerzos suficientes. Si hubiera sido al contrario, hubiera alcanzado la transformación y la percepción del Mundo Superior.

Precisamente los esfuerzos me llevan a entender que no soy capaz, que no tengo fuerzas, que nunca conseguiré la espiritualidad por mis propios esfuerzos. La fortaleza la encontraré solamente en el grupo. El hombre puede estar sentado solo y llorar todo el tiempo que quiera, pero eso no le ayudará.

El hombre debe recibir la fuerza de los demás, conectándose. Entonces tendrá la fortaleza suficiente para transformar sus cualidades y descubrir en ellas el nuevo mundo.

Material Relacionado:

Quiero ser un creador como el

Solo pides y recibiras la respuesta

El deseo perfecto y el gran esfuerzo

La Luz de la festividad de Sukkot

img_8526_wb[1]Sukkot es una festividad muy simbólica para nuestro trabajo espiritual. Llega después del reconocimiento del mal que ocurre en Yom Kippur, cuando el hombre entiende en qué medida su deseo de disfrutar, su egoísmo, toda su naturaleza, es el mal y que no tiene ninguna posibilidad de escapar de él. Pero, lo anterior es el resultado de un enorme trabajo preliminar.

En Rosh HaShana (el Año Nuevo), el hombre toma la decisión de comenzar una nueva vida, y a pesar de todo, elevarse por encima de su naturaleza y subir al siguiente nivel. En Yom Kippur, sin embargo, revela que no tiene la habilidad para llegar a esto, puesto que sus Kelim (deseos) no son aptos para ello. Y en este momento entiende que lo espiritual y lo material son inseparables, y cada Nivel Superior se construye sobre la base del nivel anterior. No existe ningún mundo espiritual ya listo esperándole y lo único que hay que hacer es “entrar” desde este mundo. Más bien, debe tomar todo lo que tiene en el estado actual, reorganizarlo de otra forma y de esa manera construir el nuevo nivel.

En el nivel actual tenemos cosas muy importantes: todas ellas son materiales y espirituales que nos parecen insignificantes, ya que por ahora no podemos deleitarnos con ellas.  El otorgamiento, cuidar del prójimo, el amor al Creador son cosas que nos parecen innecesarias como si fueran desperdicios.

Consentimos en realizar el trabajo espiritual, pero solamente porque adquirimos conocimiento y comprensión o para recibir una recompensa por el trabajo. Pero no entendemos que precisamente gracias a estas cosas “sin importancia”, los “desperdicios” que elevamos por encima de nosotros y utilizamos para construir el pabellón o dosel, es que creamos el nuevo Kli.

Estas cosas, inútiles para mi deseo de disfrutar, ocultan mi egoísmo, lo calman, crean una sombra encima de él. Si estoy dispuesto y alegre de quedarme en esta sombra y bajo ella quiero construir dentro de mí el deseo de otorgar, entonces hasta mi llega la Luz de la festividad de Sukkot.

Material Relacionado:

Uniendonos nos estamos ayudando unos a otros

Estar preparado para nacer

La luz especial de la fiesta

Uniéndonos nos estamos ayudando unos a otros

laitman_2008-11-14_6935[1]Pregunta: En cada festividad se revela una Luz Superior especial. ¿Qué Luz llega en la fiesta de Sukkot y cómo es mejor utilizarla para nuestro progreso?

Respuesta: A cada estado espiritual le corresponde una determinada unión de  luces y deseos (kelim). Las Luces influyen al deseo y de acuerdo a un orden programado, lo introducen en la corrección. Las almas de la generación tienen que pasar juntas la corrección.

Existe un gobierno superior común y otro particular. El gobierno común despierta los Kelim (deseos) capa por capa, según sus niveles. Generación tras generación les obliga a desarrollarse de una manera natural que se llama “en su tiempo” (beito).

Según este progreso natural, en cada momento llega una Luz especial al mundo, y hace que toda la gente progrese conjuntamente durante ese periodo. A esto se le llama “fiesta”, en la que la raíz espiritual se refleja en su rama material.

El hombre que despierta a la espiritualidad particularmente, puede utilizar este despertar común para su progreso. Existen gran cantidad de “fiestas” (como Sukkot) y son muy beneficiosas, pero hoy en día se han convertido en símbolos de una tradición

Si unimos a ella nuestras intenciones en un despertar común, nos estaremos ayudando unos a otros.

Material Relacionado:

Estar preparado para nacer

La luz especial de la fiesta

Todo lo inútil hace daño.

laitman_2009-05-xx_ny_0012[1]Tenemos dos partes: el cuerpo físico y el alma. Al cuerpo, conforme con su desarrollo social, le hace falta lo “necesario” para un nivel medio de vida. Todos los demás esfuerzos deben concentrarse en el desarrollo del  alma, porque es la única razón de nuestra existencia.

Todas las  actividades en nuestro mundo, que no tengan ninguna necesidad vital, de hecho hacen mucho daño, ya que desvían a  la gente del desarrollo espiritual y les impiden hacer la corrección por el camino rápido. Enredan  nuestra vida llenándola de placeres efímeros, y cuántos esfuerzos nos cuesta  librarnos de todos estos desechos y comenzar a discernir lo que es realmente importante para nosotros.

Sin embargo, todo el mundo da una enorme importancia precisamente a estos desechos, incrementando cada vez más su importancia y falsa necesidad. El resultado es que toda la humanidad se dedica a actividades inútiles.

Si la gente, incluso aquellos que aún no tratan de descubrir el mundo oculto, recibiera una educación adecuada, ésta la conduciría al desarrollo correcto y nuestro mundo tendría un aspecto completamente diferente.

Pero en realidad, todas nuestras actividades inútiles sólo conducen al mundo al  presente estado de crisis…

Material Relacionado:

El horario de la vida nueva

La sociedad del futuro

Estar preparado para nacer

lulav_100_wp[1]Cuando construyo por encima de mí  la  Sukka, un dosel para cubrir mi egoísmo y lo oculto bajo su sombra, cubro de la Luz el 99 % de mi deseo de recibir placer y entonces veo un 1 % de la Luz. Dejo un rayo fino de la luz (Kav Dak) y en él  veo al Creador. Comienzo a revelar gradualmente mis nuevas propiedades que ilumina este rayo,  que se llaman  “Ushpizín” – invitados.  Son mis propiedades corregidas, que se han adherido al otorgamiento.

De tal manera, gradualmente, durante los siete días de la fiesta del  Sukkot, todas mis propiedades pasan por un cambio. Me doy cuenta que además de los estudios  y de muchas actividades, debería unirme con otras almas, y siempre me he olvidado de ello, porque esto no me parecía importante, como desechos del trabajo espiritual.

Pero si elevo estas ” cosas sin importancia ” por encima de lo demás, por encima de mi cabeza o del conocimiento y si las doy importancia construyendo un dosel con ellas pues van a gobernarme, entonces dentro de esta tienda seré como un embrión que se prepara  para nacer, colocándose con la cabeza hacia abajo, y al hacerlo cambio mis valores.

Así entraré en la Sukka, dentro de la ocultación para mi deseo de recibir placer. La persona por si  misma construye esta ocultación para su egoísmo, en lugar de que el Creador se oculte de la persona.

La Sukka, la tienda, que construimos para la fiesta del Sukkot, es un símbolo de la pantalla, que la persona debe construir sobre su deseo durante la primera fase del trabajo espiritual, recogiendo todos sus “desechos” y levantándolos por encima de sí misma, calmando con esto  su ego. Ahora su ego está en la ocultación  y la persona está lista para estar en la tienda (es un símbolo de un pequeño estado) durante los 7 días de la fiesta del  Sukkot (Jaga”T  Nej”I), hasta que  todos sus deseos entren bajo esta tienda.

Ocurre una rotación, como  un niño antes de nacer se voltea con la cabeza hacia abajo en el vientre de la madre, o como cuando aran la tierra y voltean la capa inferior hacia arriba.

Las cosas, que antes eran importantes para el egoísmo, pierden importancia y las que no eran importantes, como el otorgamiento y la unidad, se vuelven más importantes y de los desechos del antiguo estado se construye un nuevo nivel.

Así, con la ayuda de la Luz construimos un nivel tras otro con nuestros deseos.

Material Relacionado:

Las festividades judías son escalones para ascender espiritualmente y lograr una mayor unidad entre las almas

Estamos esperando unirnos a otras partes de nosotros mismos

La luz especial de la fiesta