Dar y recibir en el mundo espiritual (avanzado)

maaser1Recibí una pregunta: Usted menciona que todos tienen que alcanzar el atributo de otorgamiento. Pero cuando alguien da, significa que alguien recibe, ¿no es así?

Mi respuesta: Sí, pero la persona que recibe lo hace con el propósito de dar, con la finalidad de complacer a quien le está dando, por el hecho de recibir. El equilibrio al que usted se refiere permanece, pero a otro nivel, liberado de la recepción.

Yo tomo de usted porque, que yo reciba, le da a usted la oportunidad de mostrar su amor hacia mí. En ese caso, mi respuesta no se llama recepción, puesto que lo hago para el bien de usted.

El sistema espiritual funciona conforme al principio de que usted no recibe nada de nadie; todo lo que puede hacer es dar. Usted da a todos. Usted los llena y ellos se complacen al recibir de usted, porque de esa forma ellos pueden demostrar su atributo de otorgamiento a usted. Cuando una persona recibe en este caso, en realidad está dando. Es decir, ofrece a los otros una oportunidad de darle.

En nuestro mundo egoísta, los miembros de una familia que se aman pueden establecer un tipo de relación parecida, en la cual cada quien es complaciente con los demás actuando en la forma que el otro quiere que lo haga.

Pero eso pertenece todavía al pequeño nivel animado. En el mundo espiritual, sin embargo, estas relaciones nos hacen semejantes al Creador, porque otorgamos y podemos recibir ilimitadamente de los demás en una relación recíproca.

Entonces cada uno de nosotros y todos unidos nos convertimos en “conductores” de una información interminable y una energía a través de la creación entera.

Material Relacionado:

El propósito del universo

Abramos el grifo del amor por los demás

Nuestra única plegaria debe ser tener el deseo correcto (avanzado)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta