El poder de la Luz nos ayuda a vencer nuestro deseo egoísta

it-all-comes-back-to-youSi una persona empieza a trabajar directamente con su deseo de disfrutar, tratando de suprimirlo o viceversa, incrementarlo, entonces el proceso se efectúa dentro de las fronteras de este mundo. Existen muchas personas que están dispuestas a suprimir sus deseos en aras de algo que es más importante: por ejemplo,  perder peso, llevar un estilo saludable de vida o alcanzar éxito en el deporte.

En esos casos, el deseo egoísta más importante subyuga los deseos menores. Todo depende de nuestra propia decisión: ¿qué es lo más importante para mí?

La sociedad y la publicidad nos pueden inculcar valores que son tan artificiales que pueden forzarnos a actuar en forma contraria a nuestro natural y egoísta deseo de disfrutar la vida. La razón es que el mayor deseo del hombre es merecer la aprobación de la sociedad ya que este es un deseo que viene de la conexión entre las almas.

Muchas personas hacen que su deseo egoísta crezca por su propio esfuerzo o bajo la influencia de la sociedad: luchan por adquirir riqueza, fama y poder sin ponerse límites e intentando llenarse directamente. Ambos enfoques son egoístas  y comunes en nuestro mundo. Incluso lo que llamamos “misericordia” o “empatía” es también una forma de recepción disfrazada.

Sin embargo, si una persona desea ascender al nivel del otorgamiento verdadero, tiene que encontrar la forma de asegurarse que no se está mintiendo a sí mismo, que no está permaneciendo dentro del mismo egoísmo de siempre. Por esta razón se le integra a una sociedad cuyo objetivo es alcanzar el otorgamiento y la unidad entre las personas, pero además, esto se realiza para revelar y unirse con el Creador

Para hacerlo, se necesita la Luz Superior, porque se necesita una fuerza externa, la fuerza de la Luz, para realizar el trabajo en contra del egoísmo. En este caso, yo no elijo qué deseo es más importante para mí: comer bien o perder peso, sino que sencillamente decido que mi egoísmo no recibirá nada en lo absoluto. Mi única recompensa será el atributo de otorgamiento que yo adquiriré.

(Extracto de la Preparación de la lección diaria de Cabalá).

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta