En memoria de Baal HaSulam (una charla ante la tumba de Baal HaSulam el 29 de septiembre 2009)

baalhasulamPodemos ver que el sistema de la creación está construido en grados. El hombre siempre está conectado a un grado definido y luego se eleva al grado siguiente, etc. La influencia que recibe desde arriba pasa a través de todos los grados y llega a él. De esa manera, el camino del hombre hacia la meta es el ascenso a través de los grados de abajo hacia arriba, gradualmente, y en el proceso va asemejándose al Mundo del Infinito.

Detrás de cada uno de nosotros se encuentran los miles de años de desarrollo de nuestros antecesores. Sin embargo, el hombre está directamente conectado con sus padres. Ellos le heredaron atributos y le dieron educación, es decir, lo formaron interior y exteriormente.

Lo mismo ocurre en la ciencia de la Cabalá. Ella se ha desarrollado durante miles de años y cada uno de los miles de cabalistas realizó algo único para entregarnos esta sabiduría el día de hoy, en que cada uno de nosotros en todo el mundo debe despertar.

No obstante, nuestra conexión más cercana es con los últimos cabalistas: Baal HaSulam y Rabash. Ellos son nuestros padres, de ellos recibimos la vida y la educación que nos forma. Ellos nos conectan con el sistema que lleva al Infinito. Con su ayuda directa y gracias a sus enseñanzas llevamos a cabo esta ascensión.

Y por eso es tan importante para nosotros poner en práctica correctamente la metodología que ellos nos han entregado, su educación. Si tenemos la fortaleza necesaria para aferrarnos a estos grandes padres que nos ha mandado el Creador, entonces seguramente obtendremos éxito.

Todavía nos falta ver cómo ellos cuidan de nosotros, cómo estas almas están conectadas con nosotros todo el tiempo,  preocupadas por nosotros. Todo lo Superior, lo recibimos solamente a través de ellos y lo hacemos en la medida en que ejecutamos sus consejos.

Esperemos ser dignos de aquello que ellos han alcanzado y que nos entregan. Toda la Luz en su nivel está preparada para que la aceptemos, para que a través de ellos establezcamos la conexión con la Luz, con el Creador.

Baal HaSulam hablaba acerca de que a partir del año 1995 la ciencia de la Cabalá comenzaría a revelarse y que miles de las personas llegarían a ella. Él estaba hablando de nosotros. No existe grupo más grande que acepte a todos los que desean revelar el Mundo Superior y diseminar su enseñanza. Por consiguiente, debemos estar orgullosos y al mismo tiempo continuar nuestros esfuerzos para ser dignos de esta distinción tan bondadosa que nos llega desde Arriba.

Baal HaSulam escribe en La última generación que el hombre tiene que esforzarse por:

1. Alcanzar la espiritualidad por sí mismo y/o

2. Difundirla y ayudar a los demás a alcanzarla.

En ambos casos, la persona corrige su alma. Si tratamos de transmitir su enseñanza a los demás, sin importar que tanto nosotros mismos la alcancemos,  nuestras acciones mismas evocarán la corrección y será un gran logro del que debemos enorgullecernos y alegrarnos

Vamos a brindar por esta alma grande, que nos une al Creador. Cada uno de nosotros fue realmente elegido desde Arriba. Cada uno ha recibido el derecho enorme de establecer la conexión con esta alma, de conectarse con esta enseñanza y su diseminación.

Seamos dignos de nuestro nombre, “Bnei Baruj”, ya que Baruj (Bendito) es un nombre del Creador.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: