¡No le arrojen los zapatos al semáforo!

laitman_2009-03_8080[1]Pregunta: Cada Año Nuevo se despierta en mí una nueva esperanza por alcanzar la espiritualidad, pero al finalizar el año también experimento frustración. ¿Cómo mantener la esperanza?

Respuesta: Tanto la esperanza como la frustración son buenas. Es necesario únicamente conectarlas y entender que nadie le ofrecerá la espiritualidad en bandeja de plata.

No existe el Creador fuera de nosotros. No existe un mundo fuera del hombre. No tenemos de donde recibir. Todo lo que descubrirá lo hará en la corrección de usted mismo. Cuando el individuo corrige su Kli, revela al Creador en su interior. Todo se revela en este deseo (Kli) corregido (que previamente era egoísta).

No es fácil estar de acuerdo con esto, pero la realidad es que nadie nos impide alcanzar la espiritualidad: el atributo de otorgamiento y amor.

El hombre sólo existe en una realidad que es semejante a la calidad de sus deseos. Al cambiarlos sentirá que está en otro mundo. Cambiar los deseos de “para mi mismo” a “para el otorgamiento”, se llama descubrir el Mundo Superior.

Todo se encuentra dentro de usted, este mundo y el mundo por venir. Este mundo es lo que percibo ahora. Si corrijo mi Kli, empezaré a percibir el mundo espiritual, mi mundo por venir.

Por lo tanto, únicamente gobierna una ley: cada uno percibe según sus propios atributos. Pedir cambiar el mundo o incluso a usted mismo no tiene sentido… ¿A quién se lo va a pedir? Sólo transformándose  mediante las leyes de la Naturaleza, cambiará el mundo. Si un hombre está frente a un semáforo y la señal no cambia en cinco minutos, ¿lo va a maldecir y le arrojará sus zapatos? No, porque el semáforo no está vivo. Hace tiempo, en lugar de semáforos había guardias que regulaban el tráfico y a ellos sí se les podía pedir.

Por lo tanto, todo depende de quién imaginas que está delante de ti, un ser vivo, o una ley. Pensamos que el Creador esta “vivo”, como nosotros, y que se puede influir en Él, que se le puede pedir. Pero miles de años de historia nos deberían haber enseñado lo contrario.

Pregunta: ¿Y qué pasa  entonces con nuestras plegarias?

Respuesta: Rezar,  significa juzgarse a sí mismo. Con la plegaria, el hombre cambia sus deseos y  cualidades. Con la plegaria se pone en marcha el sistema en que se encuentra y lo influye en la medida de su anhelo, de su intención verdadera de cambio.

Pregunta: ¿Y que hay de la Luz que Reforma?

Respuesta: El descubrimiento de la Luz significa la percepción en el deseo corregido del atributo de otorgamiento. Esta percepción de su propio estado corregido, es la Luz.

Cuando descubres la Luz dentro del Kli,  éste revela sus propiedades corregidas.

Cuando brilla en ti “la Luz Circundante”, descubres tu futuro estado que te ilumina ahora en el presente.

Pregunta: Pero, aparece el cansancio, la desilusión…

Respuesta: La desilusión se debe únicamente a que usted no ha realizado los esfuerzos suficientes. Si hubiera sido al contrario, hubiera alcanzado la transformación y la percepción del Mundo Superior.

Precisamente los esfuerzos me llevan a entender que no soy capaz, que no tengo fuerzas, que nunca conseguiré la espiritualidad por mis propios esfuerzos. La fortaleza la encontraré solamente en el grupo. El hombre puede estar sentado solo y llorar todo el tiempo que quiera, pero eso no le ayudará.

El hombre debe recibir la fuerza de los demás, conectándose. Entonces tendrá la fortaleza suficiente para transformar sus cualidades y descubrir en ellas el nuevo mundo.

Material Relacionado:

Quiero ser un creador como el

Solo pides y recibiras la respuesta

El deseo perfecto y el gran esfuerzo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta