Nuestro mundo es como una pared que oculta la verdadera realidad

mans-relationship-with-the-creator-is-like-a-dramatic-love-story Recibí una pregunta: Si partimos de la suposición que existen dos realidades, la física y la espiritual, lo que se deduce es que también hay dos historias. Tenemos la historia de lo corporal, el mundo físico y tenemos el plano espiritual de la historia. ¿Esto es correcto?

Mi respuesta: Son iguales, porque el plano espiritual es la “base” sobre la cual existe nuestro mundo corporal. Es decir que nuestro mundo existe sobre una red de fuerzas que no podemos sentir. A estas fuerzas las llamamos “espirituales” porque se encuentran más allá de nuestros sentidos; son demasiado sutiles para que éstos las perciban. Sencillamente todavía no hemos aprendido a percibirlas. Pero son estas fuerzas las únicas que determinan todo lo que ocurre en el mundo corporal y este mundo es un reflejo de esas fuerzas.

Pregunta (continúa): Pero en las ciencias realizamos deducciones basándonos únicamente en las relaciones de causa y efecto de este mundo. ¿Cómo integrar en esto el mundo espiritual?

Mi respuesta: Véalo de esta forma: un niño pequeño va hasta una llave de agua  empotrada en una pared, la abre y llena su vaso. Él pensará que así está hecho el mundo: cree que el agua sencillamente fluye de una llave en la pared. Pero lo que existe detrás de la pared está más allá de su entendimiento. Para él, la llave es la fuente del agua.

Y así es precisamente como nuestras ciencias terrenales perciben todo lo que nos ocurre, debido a que nunca han examinado lo que está detrás del “muro” de nuestro mundo. Entonces ¿qué es lo que en realidad ocurre detrás del “muro”? Eso es lo que explica la ciencia de la Cabalá.

Material relacionado:

El viaje hacia el infinito empieza con un punto en el alma
La revolución espiritual no se parece a ninguna otra
Artículo: “La materia y la forma en la Cabalá”
Baal HaSulam artículo: “Introducción al Libro del Zohar”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta