Podemos elevarnos por encima de la Creación

risecreation[1]Todo lo que el Creador creó, toda la materia, es un deseo. Actuando como el Creador, estoy básicamente investigándome a mi mismo. Nos parece que existen muchas cosas que existen en el mundo. Sin embargo el mundo es en realidad la percepción interior de una persona: es su estado interior.

 La materia de la cual estoy hecho, el deseo de recibir placer, se organiza dentro de mí de tal forma que lo llamo “mi mundo”. Dentro de esa materia, descubro todo en los niveles inanimado, vegetativo, animado y humano de la naturaleza. Mi deseo entero es la realidad con la cual existo. Todo lo que me resta por hacer es descubrirlo completamente y ver cómo está estructurado, cuáles son sus partes constitutivas, qué forma adquiere cada parte y cuáles son las diversas conexiones entre las formas y las partes.

 Así es como el Creador me enseña a identificar Sus acciones y yo voy estudiándolo más a Él dentro de mi mismo. Al final, Él es quien actúa y lo dispone todo, mientras que yo soy quien se convierte en Su creación al revelarlo todo. ¿Cómo completo una acción? Lo hago al descubrir al Creador dentro de cada acción.

 El Creador y yo, ambos trabajamos en lo mismo: mi deseo. Con la ayuda de mi punto en el corazón yo puedo salir de mi materia y estudiarla desde fuera. Me puedo relacionar con ella como lo hace el Creador. En ese caso, Él y yo estamos unidos por encima de esta materia, por encima de la creación y yo adquiero la mente del Creador y el Pensamiento de la Creación.

 (Extracto de la tercera parte de la lección diaria de Cabalá sobre el artículo Inteligencia en acción)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta