Una película intitulada “La Vida”

laitman_2008-12-07_6456El “Yo”, es un recipiente de percepción donde entra la luz. Mi percepción se compone de cinco partes-deseos.

En el primero, siento mi esencia interior, mi “Yo”, el hombre en sí mismo. En el segundo deseo siento mi cuerpo, mi parte animal. En el tercero siento todo lo que a mí me es cercano. En el cuarto deseo siento lo que me rodea, la sociedad, la humanidad, la naturaleza. Y en quinto algo todavía más elevado y muy alejado de mi.

Todo depende del deseo, de hasta qué punto está cercano a mí y de cómo la luz influye en él. Las impresiones de todos los deseos se juntan y se reflejan en la pantalla de mi cerebro, en la cual puedo ver toda la imagen. La diferencia con una película está en que yo vivo en esta pantalla. Esto se llama: vivo y siento la realidad.

Esta percepción terrenal no es diferente de la percepción espiritual, allí también existe la pantalla en la cual actúan las fuerzas y nos dibujan el mundo espiritual. Pero en la percepción terrenal, al contrario que en la espiritual, yo no soy consciente y no participo en la creación de la imagen, del cuadro del mundo dentro de mí.

En cambio, en la percepción espiritual, cambiando mis atributos, yo “produzco” esta película. Ella será proyectada dentro de mí según mi relación con la Fuerza Superior, con el proyector, en la medida que pueda ponerla en marcha.

La meta es llegar a la película perfecta, en la cual se revela tu unión completa y el amor con el Creador.

Material relacionado:

El mundo que vemos es una pelicula en nuestro cerebro
Tenemos la libertad de cambiar nuestro destino

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta