entradas en '' categoría

A la espiritualidad sólo hay un paso

RAVEl problema es que podemos estancarnos en el desarrollo espiritual durante mucho tiempo, antes de dar el siguiente paso hacia adelante.

Nos parece que se turnan una multitud de estados, pero en realidad, esto es no más que el inmovilismo, en el que el hombre se mueve de atrás hacia delante, de derecha a izquierda, pero no es capaz de avanzar para alcanzar el atributo del otorgamiento.

Por ahora el hombre no puede concentrar todas sus fuerzas para elevarse por encima de su egoísmo y llegar el atributo del otorgamiento que debe alcanzar en el grado siguiente.

Sin embargo, como cada paso que da lo acerca más y más al atributo del otorgamiento, esta cualidad empieza a reinar en él.

¿Pero, estará dispuesto a  hacer todos los preparativos necesarios? Anular su egoísmo, sentir la importancia de la meta y concentrarse con todos sus pensamientos y deseos, una vez que ha decidido que él necesita solamente esto y nada más.

Si el hombre tiene la posibilidad de dar incluso un paso hacia el otorgamiento, hacia el Creador, sin ninguna esperanza de recibir la recompensa, incluso sin tener fuerzas, pero simplemente deseando adherirse a Él, aunque sea en un punto y con esto contentarse, a pesar de todos sus deseos enormes, que demandan el llenado, entonces él ya habrá alcanzado en este punto la perfección (Maljut en Biná).

Él ingresa en la perfección, el atributo del otorgamiento, a través de este punto único (Tzimtzum Bet). Todo lo demás es solamente su desarrollo. Como está escrito: “Ábreme  una ranura como el ojo de una aguja y Yo te salvaré”.

Si me mantengo sólo en este punto único de otorgamiento, en contra de todas mis demandas, dudas y obstáculos, entonces los nuevos deseos que surgen (mis Reshimot) me arrastran hacia Él cada vez más profundamente, como el hilo a través del ojo de una aguja, al atributo espiritual del otorgamiento.

Y veo en mis deseos ya la imagen del Mundo Superior.

Material relacionado:

Como pasar a través del ojo de una aguja (avanzado)
El inicio del camino espiritual
Cómo corregir a un egoísta

Como no sucumbir en las fauces de nuestro egoísmo

untitledPara entrar en el mundo espiritual, es necesario efectuar una “restricción” (Tzimtzum) de nuestros deseos egoístas. Maljut (el atributo de recepción) debe incorporarse a Biná (el atributo de otorgamiento) y someterse a su poder.

Allí no existen barreras o cortinas que separen lo permitido de lo prohibido. No hay coerción en la espiritualidad. No existen paredes con señales: “¡Entrada prohibida!”, si tú deseas algo y algún extraño te lo prohíbe.

No podemos reprimir ninguno de nuestros deseos y prohibirnos desear. Lo que necesitamos es una corrección interior, dentro del deseo mismo.

El deseo continúa pero junto a él surge la sensación de que es importante no usarlo de modo egoísta. Por el contrario, nos damos cuenta que existe la posibilidad de darle un uso superior, para el otorgamiento, para el beneficio de otras personas.

Aunque el deseo fue creado para desear el llenado, podemos corregirlo para que no reciba nada además de su necesidad natural de consumir, gracias a que percibe la importancia del otorgamiento. Por ejemplo, ¿han visto a los leones amaestrados en el circo? ¿Por qué en lugar de devorar al domador, el león obedientemente abre la boca y permite que el hombre introduzca una mano o la cabeza? ¿No querrá el león arrancarla? ¡Por supuesto que quiere! Sin embargo, considera que este hombre es alguien muy importante porque lo alimenta. Por consiguiente, el león suprime su deseo natural.

También dentro de nosotros, conservamos el deseo de recibir placer. Pero, este deseo empieza a sentir la importancia del atributo de otorgamiento. Lo que quiere es que el otorgamiento gobierne sobre él.

Material relacionado:

Revelando el Libro del Zohar: somos puntos negros en un océano de Luz
El inicio del camino espiritual

¿Con qué empieza la espiritualidad?

rav_2008-11-07_blackpool_lesson_19_wNo podemos olvidar que sólo tratamos con el Creador. No existe nadie frente a nosotros aparte de Él. Todos los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza, al igual que las personas que parecen rodearnos en este mundo, son tan sólo imágenes y percepciones dentro de nuestros deseos. Todas las imágenes, acciones y situaciones las percibimos en nuestros deseos. El Creador también aparece ante nosotros con la imagen de esta realidad material en vez de permitiros percibirle directamente.

Si al percibir esta realidad, la persona siente que todo proviene del Creador, entonces este conocimiento le debería ser suficiente. No importa lo que sienta; lo verdaderamente importante es que esa sensación que tiene le posibilite la conexión con la Fuente de toda la realidad, el Creador. ¡No me arrebaten este sentimiento! No importan los estados presentes por los que paso. Puede tratarse de las peores y confusas sensaciones. No importa lo que sienta en mi mente y corazón porque estos son sentidos egoístas y no importa lo que ocurra dentro de ellos. Únicamente me preocupa una cosa, asegurarme que no me separo de mi Fuente, la Fuente de mis percepciones y sensaciones. “¡Este eres Tú!”

Esto significa que una persona “se queda tendida en el suelo” y por lo tanto no tiene manera de caer. Se preocupa de una sola cosa y no necesita nada más. Esto es el principio del trabajo espiritual de la persona. Se eleva por encima de lo material y se encuentra en contacto mínimo y constante con la espiritualidad.

Material relacionado:

Podemos elevarnos por encima de la Creación
La redención llegará en las manos del Creador
Como dibujar una imagen del Creador en su interior (avanzado)

5 minutos de luz- Por la oscuridad hacia la luz

Si yo me encuentro en un cierto estado y este es mi grado, me hacen sentir desde el grado superior al mío es oscuridad, por otro lado me dan la posibilidad de fortalecerme sobreponerme a esta oscuridad, el medio ambiente, el grupo, los libros esto contra lo otro y yo en el medio.

Y tengo que elegir si me es importante ascender a un grado más alto, entonces, me dirijo al ambiente, recibo de ellos fortalecimiento y entonces ya tengo la fuerza de seguir por la oscuridad hacia la luz y uno siempre se encuentra en esta libre elección no se le deja fallar a uno así no más.



Conectados en una sola energía

Hay ahora muchos amigos nuevos en Alemania para quienes es su primer encuentro con la sabiduría y son totalmente nuevos y piden de allí si puede darles alguna explicación es decir algunas palabras sobre la lección y cuantas veces les recomienda asistir.

Nosotros tenemos que avanzar juntos, como nos escribe Baal HaSulam en los artículos de Matán Torá y Arvut la fuerza con la que podemos derribar el muro de hierro que nos separa del mundo espiritual, se encuentra precisamente en el grupo y más en un ataque grupal, este modo de actuar es muy común en este mundo también, ya sabemos que uno sólo no puede ganar.

Lección del 04/10/2009

Hay un océano de plenitud espiritual justo abajo de nuestra nariz

laitman_2002_usa_177_wp[1]La fatiga que sentimos es enviada desde Arriba deliberadamente. Nos parece que la espiritualidad no tiene nada de bueno y que la lección de hoy habla sobre lo mismo de ayer. Y esta fatiga que experimentamos se irá acentuando. Si una persona no recibe la energía de su ambiente (el grupo y los libros), entonces no tendrá la capacidad de continuar avanzando espiritualmente.

Sin embargo, la fortaleza más grande proviene de la diseminación de este conocimiento a otras personas. Cuando usted disemina, sale reanimado de la lección y más fuerte que antes. La razón es que usted se conecta a los deseos de un gran número de personas y todos experimentan unidos el material.

Dentro del nuevo deseo, usted revela el mundo a un nivel más profundo y experimenta esta revelación como nueva energía y fuerza, una reanimación para el alma.

Sin embargo, si usted no siente placer ni la fuerza de la vida de la lección y la diseminación, entonces no se está conectando con los deseos de los amigos. La corrección radica únicamente en unificar la conexión rota de las almas. Tenemos que corregir lo que se rompió. Tan pronto alcancemos la primera conexión entre nosotros, en este grado sentiremos de inmediato el Mundo Superior.

La Luz, la sensación de la conexión, otorgamiento y amor no aparece proveniente de algún lugar, sino que aparece dentro de nosotros tan pronto alcanzamos este atributo que viene del Creador y nos envuelve.

El hecho es que siempre estamos inmersos en un océano de Luz. Por eso es que no sentimos que hay agua por todos lados. Solamente la sentimos dentro del vaso. Así que conecten algunas almas, formarán una vasija y sentirán el mundo espiritual

Esto es muy sencillo. Cuando finalmente se revela a una persona, se queda pasmado, pues ve que siempre estuvo debajo de su nariz y se pregunta: ¿por qué no pude lograr esto hace diez años?