entradas en '' categoría

Nunca deje ir la luz

me¿Qué es una persona? Es una montaña de egoísmo y odio hacia todos los demás. Sin embargo, cuando la Luz afecta a esta montaña de egoísmo (el Monte Sinaí), la persona se eleva por encima de la montaña.

Es precisamente gracias a que tiene el egoísmo que la persona tiene algo que puede superar. Más adelante, mientras la Luz continúa influyéndolo, su egoísmo se hallará en condiciones para recibir placer, es decir, emplearlo para el otorgamiento.

Todo lo lleva a cabo la Luz. Usted puede ser el más justo entre la gente y podrá haberse elevado al mayor grado espiritual, pero si la Luz deja de influirlo, de inmediato caerá al egoísmo original. No hay otra alternativa: nos gobierna nuestra naturaleza egoísta o nos gobierna la Luz.

Esta situación nunca dejará de existir: no importa el estado espiritual por el que esté pasando, usted tiene que aferrarse a la Luz para que Ella lo influya. Nunca la suelte, porque en el momento que la deje ir, se caerá.

De Lo Lishma se llega a Lishma

laitman_2009-08_2612Pregunta: ¿Si el hombre pide a la Luz que lo acerque a Ella, no es un ruego egoísta?

Después de todo, desea sentirse mejor.

Respuesta: Esto no tiene importancia. Se llama Lo Lishma, que significa que la persona desea la espiritualidad egoístamente para sí mismo. El hombre quiere sentir el mundo espiritual, adquirir la vida espiritual, la percepción de la verdadera realidad y ver que su vida no pasa en vano. De una forma u otra, la vida continúa y nadie sabe cuánto tiempo le queda. Una persona no quiere que su vida termine sin haber tenido sentido.

Desde el principio no puede pensar nada más que en su provecho. Por lo tanto, si no deseara la espiritualidad de manera egoísta, para su propio beneficio, sería imposible que se acercara a la Cabalá. El camino espiritual empieza con un alcance egoísta que se llama Lo Lishma y después, bajo la influencia de la Luz Superior, Or Makif, la actitud egoísta del hombre hacia la espiritualidad se transforma en altruista que se llama Lishma.

Por esta razón al egoísmo del hombre se le llama “la ayuda contra sí mismo” (Ezer Kenegedo), porque lo lleva a un estado en el que de repente se da cuenta que: “Mi propio egoísmo me estorba en mi camino”.  Ahora tiene que aniquilar al mismo ego que tanto lo ayudaba y empujaba hacia adelante. Pero, no debe eliminar los deseos, sino solamente las intenciones egoístas.

De esta forma la Luz gradualmente transforma a una persona.

La Luz puede remediar todos nuestros males

lifeToda la historia de la humanidad indica que las suplicas al Creador no han merecido una respuesta clara de Su parte. Esto plantea una pregunta: ¿Si el Creador existe, podemos comunicarnos de alguna forma con Él?  ¿Esta interrogante se mantendrá sin respuesta para siempre, como los OVNIs y la vida en otros planetas, permaneciendo por siempre en la incertidumbre respecto a la existencia de otras civilizaciones extraterrestres que pudieran existir pero no desean ponerse en contacto con nosotros?

Para alcanzar el contacto con el Creador, tenemos que establecer una conexión con la gente que ya está en contacto con Él. Tenemos que adherirnos a aquellos que están conectados con el Sistema Superior. Entonces seremos como niños que se aferran al adulto y por consiguiente reciben todo lo que tiene el adulto. Así es como avanzamos hacia la espiritualidad.

Si deseamos que nuestros pensamientos y deseos sean los mismos que los de los grandes cabalistas (Baal HaSulam y Rabash), entonces recibiremos la influencia de la misma Luz que los llena a ellos. Eso remediará nuestros problemas, incluyendo la enfermedad de nuestros cuerpos y almas. La Luz sabe lo que tiene que corregir y lo dispone todo de la mejor manera posible.

Lo cierto es que no sabemos lo que es verdaderamente mejor para nosotros. Lo único que hay que hacer es desear acercarnos a la Luz y Ella lo hará todo. Por lo tanto, todo nuestro trabajo es acercarnos lo más que podemos a aquello que escribieron los cabalistas. Tan sólo debemos adherirnos a ellos con todo nuestro corazón.

Así es como podemos dar un paso tras otro. Sin importar qué ocurra con nosotros, a pesar de todos los problemas, errores y confusión, tenemos que aspirar a acercarnos a la Luz.

Material relacionado:

La tarea más importante en la vida
El Nombre del Creador significa “Ven y ve” (Avanzado)