Debemos diseminar el propósito perseguido por la Cabalá y no solamente la sabiduría misma

EURASIA-CONGRESS21Cada uno de nosotros es un pequeño egoísta. Individualmente no somos opuestos a la Naturaleza única. Al desarrollar nuestros deseos egoístas, la Naturaleza nos fuerza a desarrollarnos para llenar esos deseos.

Sin embargo, ahora ya hemos llegado al máximo desarrollo egoísta individual. Es evidente a través de la sensación del vacío de la existencia y las crisis que se presentan en todos los ámbitos de nuestra actividad, en cada persona y en lo que la rodea.

Además del egoísmo total (y vacío) hemos comprobado que estamos conectados como un mecanismo único egoísta, y  este mecanismo es contradictorio a la Naturaleza única. Dos sistemas opuestos se han formado, el sistema de Control (el Creador) y el sistema que es controlado (una sociedad humana globalmente conectada). Por lo tanto, inevitablemente tendremos que percibir esta contradicción -el nivel de oposición a la Naturaleza altruista por parte de la humanidad egoísta- como problemas en cada persona y la sociedad (epidemias, crisis en la sociedad y otras catástrofes naturales, etc.).

Estamos entrando a un período en donde el egoísmo global se revela “desde cero”.

En general, su crecimiento se manifestará como sufrimiento, cuya meta es llevarnos a todos a darnos cuenta que el egoísmo global es la razón de todos nuestros males y  angustias. El sufrimiento continuará hasta que el deseo de corregirlo a un nivel de otorgamiento y amor global lleve al sistema de nuestras relaciones a ser equivalente con la Naturaleza (el Creador).

La sabiduría de la Cabalá explica cómo llevar a cabo este cambio en cada persona y en la sociedad y sin este conocimiento no seremos capaces de corregirnos. La única pregunta es la cantidad de sufrimiento que será necesario que padezcamos para implementar la sabiduría de la Cabalá para nuestra corrección.

Los profetas describen estos posibles sufrimientos como esas imágenes del “fin del mundo”. La diseminación de la Cabalá explica la causa del sufrimiento y nos muestra cómo la corrección de la sociedad transformará todo en bondad.

Por consiguiente, la diseminación de la Cabalá en el mundo, en primer lugar, significa diseminar el conocimiento y el propósito que persigue, más bien que la diseminación de la sabiduría misma. En la medida en que  nos demos cuenta de esta necesidad, solamente entonces diseminaremos el método de corrección mismo. Así es como construimos nuestros estudios.

(Extracto de la lección 2 del congreso eurasiático del 23 de octubre 2009)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta