El Creador es nuestro alcance más profundo

rav_2008-11-07_blackpool_lesson_12_w[1]El Creador es la cualidad corregida de la persona. El Creador se revela dentro del ser creado y es por eso que en hebreo a Él se le llama Bo-re (Ven y ve).

La persona tiene que alcanzar su estado corregido, su yo corregido, y entonces verá sus cualidades corregidas y las llamará “el Creador”.  La persona revela al Creador únicamente en el interior de sus vasijas de percepción corregidas.  No siente nada afuera de sí mismo.

Percibimos toda la realidad, todo lo que existe, dentro de nosotros, en nuestras sensaciones. Por eso es que el Libro del Zohar manifiesta que todos los mundos y todo lo que los llena, incluyendo el Creador, existen dentro de la persona. Se debe a que la persona los siente solamente en su interior. Todo sólo parece existir en el exterior, afuera de nosotros. Esta ilusión se nos da intencionalmente para que al contrastar la percepción de “afuera” y de  “adentro”, adquiramos la capacidad de ver el mundo, a nosotros mismos y al Creador desde un costado así como en el interior. Entonces podremos sentir la creación como Él: antes de la creación, en el proceso de su creación y en los futuros “estados más elevados”. 

La percepción espiritual está construida en sentir los deseos de “los otros”, que el hombre anexa a sí mismo por medio del deseo de otorgarles y amarlos. De esta forma, el deseo de la persona crece y en la medida en que se une con otros deseos, continúa revelando una realidad mayor y más amplia. 

En nuestro mundo revelamos el Mundo de Assiyá en donde cada persona está recluida dentro de sí mismo, al interior de su deseo egoísta. Pero cuando empieza a unirse con el grupo, que es similar a su deseo por el Creador, entonces en la medida en que se une con sus deseos, revela el Mundo de Yetzirá.

Al unirse con el ambiente en un único y total deseo, la persona revela la cualidad de otorgamiento que ha alcanzado y que se llama “el Creador”. El fenómeno que revela en su deseo corregido se llama la Luz y su fuente más profunda se llama el Creador.

Pero entonces, un deseo aún más egoísta se revela en el interior de la persona. Ese es su “yo” y al tratar de unirse con el grupo por encima del deseo egoísta, alcanza el Mundo de Beriá. 

Así es como revelamos los cinco mundos. Baal HaSulam escribe en la Introducción a la sabiduría de la Cabalá que todos los mundos existen en el interior de la persona. La sabiduría de la Cabalá es la revelación del Creador a los seres creados, dentro del ser creado, es decir, dentro de sus deseos corregidos (sentidos). Al revelar el atributo de otorgamiento, también alcanzamos su Fuente, su Fundador. Este alcance profundo se llama el Creador.

Material Relacionado:

De la lección del artículo “la esencia de la sabiduría de la cábala, 13/10/2009

Podemos elevarnos por encima de la creación

Los mundos espirituales son grados de conexión entre nuestras almas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: