El hebreo es el lenguaje de la Luz

IsCorrectionPossibleWithoutaMan2_thumbPregunta: ¿Existe alguna diferencia entre el hebreo y los otros idiomas en el mundo?

Respuesta: Baal HaSulam escribe que el hebreo es el lenguaje de la Luz y el arameo es el lenguaje de la vasija de recepción (el Kli). Estos dos lenguajes corresponden al frente y a la parte posterior respectivamente. Son lenguajes esenciales porque la forma geométrica de sus letras describe gráficamente la conexión entre la Luz y los deseos (Kelim).

Pero estos son solamente lenguajes básicos pues surgieron al principio, de la división entre Babilonia y la humanidad, que los llevó a separarse. Las letras marcan las propiedades de las almas corregidas (las vasijas, Kelim). Las líneas horizontales corresponden a la difusión de la Luz de Jassidim y las líneas verticales de las letras corresponden a la difusión de la Luz de Jojmá.

Otros lenguajes surgieron de la creciente separación egoísta entre los pueblos desde los tiempos de la antigua Babilonia, que revelaba destellos de egoísmo en la civilización básica humana. Estos lenguajes no son artificiales, puesto que los pueblos los inventaron a partir de su propia naturaleza. Sin embargo, emergieron lejos de la Fuente, del rompimiento que ocurrió en Babilonia. Por eso es que los cabalistas no nos dieron explicaciones sobre las letras de estos lenguajes “secundarios” y no describen la propiedad y conexión que describe gráficamente una letra entre la Luz y el Kli.

Tanto en hebreo como en arameo, cada letra es un modelo, un símbolo y un registro de la conexión entre la Luz y el Kli. Es una conexión de las propiedades de Bina y Maljut: nueve letras de ZAT de Bina, nueve letras de Zeir Anpin, cuatro letras de Maljut y las cinco últimas letras (Mantzepaj) así como el contorno correspondiente a sus propiedades.

Por consiguiente, una persona que estudia la ciencia de la Cabalá tiene que conocer los elementos de las letras del alfabeto hebreo. De hecho, su contorno geométrico transmite las propiedades espirituales de Maljut y el grado en que se encuentra alejado de Bina.

La letra misma es un registro de un estado espiritual. Una persona debe alcanzar las propiedades de todas las letras (es decir, las conexiones entre las propiedades de recepción, Maljut y otorgamiento, Bina) y “escribirlas” en su corazón (su deseo) en el orden correcto. Entonces recibirá el texto completo de la Torá, como esta escrito, “Escríbelo en tu corazón”.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: