El tercer elemento

vdochnovenie_100_wpEn el Mundo del Infinito, el deseo perfecto, (Kli) se funde con la Luz Perfecta en un todo. Desde ahí descienden unidos hasta este mundo, que es el sitio más bajo del universo. Aquí el deseo se percibe como el cuerpo del hombre y la Luz disminuye hasta convertirse en una chispa diminuta, que mantiene con vida al cuerpo.

Al descender, estos dos elementos pierden su unidad y empiezan a ser opuestos. Todo ocurre dentro del hombre y él debe llevarlos de regreso hacia arriba para conectarlos justo como estaban antes de su descenso. En este ascenso, el hombre constantemente recibe más deseo de recibir placer, y en contraposición, mayor Luz. Su tarea es unirlos, hacerlos semejantes.

Para lograr esto, el hombre debe negarse a utilizar su deseo de recibir y con la ayuda de la Luz puede convertir su deseo de recibir en el deseo de otorgamiento. Cuando el deseo del hombre se asemeja a la Luz, ambos se funden.

Pero, en seguida se revela un deseo todavía más grande dentro de la persona, un ego de tales proporciones que ni siquiera hubiera podido anticipar. Y una vez más, debe atraer la Luz de la Corrección a través del grupo y el estudio para unir su deseo a la Luz, buscar la semejanza con Ella. Y tiene que hacerlo así una vez tras otra en todos los 125 niveles espirituales.

Cada vez le parece que ya ha superado todo su egoísmo. Pero, todas sus resoluciones anteriores de ser fiel al otorgamiento y alcanzar la corrección, se desploman cuando revela un gramo adicional de deseo. Esto vuelve a hundirlo en las tinieblas, junto con la incomprensión, el odio y la incapacidad de lograr algo. Y todo ocurre porque recibió un insignificante aumento en su deseo. Tiene entonces que buscar de nuevo las fuerzas y los medios de corrección. Y para hacerlo necesita de un tercer elemento: el Creador.

Todo esto fue deliberadamente arreglado, para que al ir de abajo hacia arriba e ir sintiendo una oscuridad cada vez mayor dentro de nuestro deseo creciente, deseemos corregirnos y sentir que nos necesitamos uno al otro, así como al Creador.


Material Relacionado:


¿Por qué necesitamos al Creador en el mundo espiritual y no en el mundo material?

Debemos comprender las tres líneas de nuestro trabajo interior (avanzado)

Cómo construir sus diez Sefirot y llenarlas con la Luz del Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: