Hay un océano de plenitud espiritual justo abajo de nuestra nariz

laitman_2002_usa_177_wp[1]La fatiga que sentimos es enviada desde Arriba deliberadamente. Nos parece que la espiritualidad no tiene nada de bueno y que la lección de hoy habla sobre lo mismo de ayer. Y esta fatiga que experimentamos se irá acentuando. Si una persona no recibe la energía de su ambiente (el grupo y los libros), entonces no tendrá la capacidad de continuar avanzando espiritualmente.

Sin embargo, la fortaleza más grande proviene de la diseminación de este conocimiento a otras personas. Cuando usted disemina, sale reanimado de la lección y más fuerte que antes. La razón es que usted se conecta a los deseos de un gran número de personas y todos experimentan unidos el material.

Dentro del nuevo deseo, usted revela el mundo a un nivel más profundo y experimenta esta revelación como nueva energía y fuerza, una reanimación para el alma.

Sin embargo, si usted no siente placer ni la fuerza de la vida de la lección y la diseminación, entonces no se está conectando con los deseos de los amigos. La corrección radica únicamente en unificar la conexión rota de las almas. Tenemos que corregir lo que se rompió. Tan pronto alcancemos la primera conexión entre nosotros, en este grado sentiremos de inmediato el Mundo Superior.

La Luz, la sensación de la conexión, otorgamiento y amor no aparece proveniente de algún lugar, sino que aparece dentro de nosotros tan pronto alcanzamos este atributo que viene del Creador y nos envuelve.

El hecho es que siempre estamos inmersos en un océano de Luz. Por eso es que no sentimos que hay agua por todos lados. Solamente la sentimos dentro del vaso. Así que conecten algunas almas, formarán una vasija y sentirán el mundo espiritual

Esto es muy sencillo. Cuando finalmente se revela a una persona, se queda pasmado, pues ve que siempre estuvo debajo de su nariz y se pregunta: ¿por qué no pude lograr esto hace diez años?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta