Nosotros mismos no sabemos cuánto hacemos

32_100_wp[1]Nuestro mundo es como un cuerpo único espiritual que se desarrolla y pasa por la corrección en el transcurso de 6000 años, que se dividen en 3 períodos, cada uno de 2000 años, comenzando con el primer hombre: Adam.

Los primeros deseos (Kelim) que se revelan son los más delgados, o los deseos egoístas más débiles que se llaman JaBaD. Les siguen los deseos de fuerza media de egoísmo JaGaT, y en los últimos 2000 años, nuestra época, los deseos más egoístas NeJI.

Los Kelim más delgados eran almas muy elevadas, los Patriarcas, el pueblo de Israel que salió de Egipto (G”E), pero ellos no podían revelar con mayor profundidad la sabiduría, la Luz de Jojmá, porque carecían de la profundidad -el grosor- del deseo.

Nosotros mismos, en los últimos 2000 años, hemos estamos en el exilio del atributo de  otorgamiento y amor, dentro del egoísmo, y ahora nos acercamos a la liberación del poder del egoísmo sobre nosotros, aunque éste activamente se desarrolla hoy en día.

Resulta que nuestros deseos mas  egoístas (Kelim NeJI), pueden atraer la Luz más poderosa, Jojmá,  al sistema del Alma Única de Adam.  A pesar de que nuestra razón y  sentimientos son muy limitados, cuando hacemos un pequeño esfuerzo y realizamos una corrección en nuestro nivel bajo, atraemos una Luz enorme a nuestros Kelim más altos JaBaD y allí ocurren grandes correcciones. Así funciona el sistema de las almas de Adam, conforme a la ley de la correspondencia inversa de las Luces y Kelim.

Por eso, al realizar enormes cambios en el sistema de las almas, ni siquiera sabemos o entendemos lo que hacemos.

Somos como niños pequeños que sólo sonríen o colocan dos cubitos juntos y sus padres están felices por el pequeño triunfo.

Por eso no sabemos qué Luz atraemos a las almas superiores. Esto se revelará sólo al Final de la Corrección cuando todos comiencen a sentir esta Luz. Nuestras almas son las más egoístas, las más malas y por eso, con nuestra corrección atraemos al mundo la Luz más poderosa de Jojmá. Es una Luz que el mundo nunca antes había experimentado.

Por eso nuestra corrección se  llama redención. Y justamente nosotros con nuestro trabajo sencillo y  pequeño la alcanzamos y damos vida a este sistema. Todo el camino pasado, la historia, todos los grandes cabalistas del pasado, todo fue la preparación para la corrección que nosotros unidos debemos realizar ahora.

Material Relacionado:

 No han dado todas las condiciones y los medios

La ciencia del nuevo mundo

Al cambiarse usted mismo, cambia al mundo

 Lo material cambia junto con la espiritualidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: