Nunca deje ir la luz

me¿Qué es una persona? Es una montaña de egoísmo y odio hacia todos los demás. Sin embargo, cuando la Luz afecta a esta montaña de egoísmo (el Monte Sinaí), la persona se eleva por encima de la montaña.

Es precisamente gracias a que tiene el egoísmo que la persona tiene algo que puede superar. Más adelante, mientras la Luz continúa influyéndolo, su egoísmo se hallará en condiciones para recibir placer, es decir, emplearlo para el otorgamiento.

Todo lo lleva a cabo la Luz. Usted puede ser el más justo entre la gente y podrá haberse elevado al mayor grado espiritual, pero si la Luz deja de influirlo, de inmediato caerá al egoísmo original. No hay otra alternativa: nos gobierna nuestra naturaleza egoísta o nos gobierna la Luz.

Esta situación nunca dejará de existir: no importa el estado espiritual por el que esté pasando, usted tiene que aferrarse a la Luz para que Ella lo influya. Nunca la suelte, porque en el momento que la deje ir, se caerá.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: