Preguntas infantiles para los adultos – segunda parte

detsky-vopros_buffalo_02_w[1]Pregunta: Cuando usted imparte las lecciones, no las comprendo. ¿Cómo puedo sentirlas en el corazón?

Respuesta: Te diré un secreto: nadie las comprende. Pero las escuchan igual. Escuchan y no comprenden; escuchan una vez más y no comprenden de todas formas; y así una y otra vez.

Pero, poco a poco la razón se desarrolla en la persona, se manifiesta el sentimiento, y comienza a reconocer y a sentir. Los recién nacidos al principio tampoco comprenden nada. Pero cada día crecen, comienzan a andar, hablar, y un día miras y son como tú, y hasta más grandes que tú.

La persona  nunca puede saber hoy lo que va a saber mañana. Vive, crece, escucha, y poco a poco en su corazón se abre la posibilidad de sentir e ir comprendiendo un poco más. Se abren en el corazón los sentimientos y en la cabeza las ideas.

Y así su mundo se va ampliando cada vez más. Pero, nuestro mundo tiene una frontera y queremos traspasarla. Estando de pié en el umbral podemos penetrar “la burbuja” y salir fuera de ella.

Para liberarse, es necesario escuchar atentamente y tratar de sentir; es necesario acumular una gran presión interior dirigida hacia esa frontera invisible. Una vez tras otra la presionamos, hasta que se rompe. Entonces escaparemos, al fin, hacia ese gran mundo exterior.

Una pequeña indicación para los adultos: nuestra vida en este mundo comienza también de la penetración de la semilla del hombre en la mujer. A partir de la inclusión de esta semilla en la esfera de la recepción, comienza a desarrollarse la vida.  Sin embargo hoy debemos salir de esta “burbuja”, que ha crecido durante nuestro desarrollo. Ha llegado el tiempo de volver afuera.

(Extracto de la lección dedicada a los niños durante el congreso en Búfalo, Nueva York)

Material Relacionado:

La educación por medio del dialogo y la discusión

Los niños son los mejores educadores

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: