El Libro del Zohar nos conduce al Mundo Superior

rise_thumbLa ciencia de la Cabalá nos dice que existen cinco mundos que nos separan de la Fuerza Superior. Se sitúan uno debajo del otro, y todo lo que existe en un mundo superior desciende y se reproduce completamente en todos los mundos hasta llegar al mundo más bajo que es nuestro mundo.

La diferencia entre los mundos no está en sus detalles, sino en el material de cada uno. Entre más elevado es un mundo, más espiritual (otorgante) es su material. Entre más bajo es, más corporal (egoísta, receptor) es su material.

Debido a que los detalles de todos los mundos son idénticos, al compararlos podemos intentar imaginar la diferencia entre su material o deseo y podemos desear que este cambio ocurra en nosotros. El Libro del Zohar es especial porque crea una proyección del mundo espiritual en nuestro mundo. Nos relata una historia sobre este mundo, y paralelamente, sobre la fuente de este mundo en el Mundo Superior. Además, describe todo en gran detalle, permitiéndonos entrar en la escena de la superposición de un mundo sobre el otro.

Nos encontramos así entre dos mundos: entre lo que entendemos sobre la narración de nuestro mundo y la imagen más elevada que intentamos imaginar. La diferencia entre las dos imágenes es que las imágenes en nuestro mundo son visuales: las vemos, las percibimos y las entendemos. Pero en el mundo espiritual, las imágenes son cualitativas: son cualidades, fuerzas, deseos e intenciones.

Si una persona siempre se encuentra entre estos dos mundos, aunque no reconozca el Mundo Superior o tenga los sentidos espirituales para percibirlo, sin embargo, al tratar siempre de imaginar el Mundo Superior en lugar de este mundo, empieza a sentir una revelación. De esta forma, se acerca a su nacimiento en el mundo espiritual.

Esto es lo que hace que el Libro del Zohar sea tan especial. Por momentos atrae a la persona y en otros la rechaza; mediante estos movimientos alternados, lo acerca al Mundo Superior, o al siguiente mundo espiritual que se encuentre encima de él.

Si la persona está ya en un nivel espiritual y desea acender más, entonces este libro maravilloso realiza la misma operación. Opera en todos los 125 peldaños de la escalera espiritual.

Por consiguiente cuando leemos o escuchamos el Libro del Zohar, tras cada palabra o acción que se describe allí tenemos que visualizar el concepto más correcto: “¿qué podría ser esto realmente en el nivel más elevado?”.

Estos esfuerzos nos permitirán sentir el Mundo Superior. El entendimiento vendrá después de la sensación. Por ahora, empiezan a formarse en nosotros sentidos más elevados paralelos a los sentidos corporales. Así es como entraremos en un mundo desde el otro.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta