El mundo espiritual lo sentimos a través de los deseos de los demás

laitman_2009-11_8715[1]La condición necesaria para sentir el mundo espiritual es acoger los deseos de los demás: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Al convertir los deseos de los demás en tus propios deseos sentirás el Mundo Superior a través de ellos. Por lo tanto, ¿qué tienes que hacer para conseguir que sus deseos sean cercanos a ti? Tienes que intentar visualizar tu correlación con los otros de la siguiente manera:

Aquel que te parece que es otra persona, el “prójimo”, es en realidad tu propio deseo. Se encuentra fuera de ti para darte la oportunidad de aceptarlo como ya corregido. Existen deseos egoístas dentro de ti que no puedes corregir; solamente puedes “congelarlos” y ascender por encima de ellos. Además, también existe un deseo de disfrutar “extraño” que está fuera de ti, pero solamente te parece extraño porque está corregido en relación contigo y tiene la forma de otorgamiento.

Existe un gran Kli común, o deseo que está enteramente dirigido al otorgamiento. Y después existes tú, quien recibe, con tan sólo tu propia cajita negra. ¿Quieres ver la verdadera realidad? ¡Anda, vamos, se encuentra dentro del Kli común! ¡Allí está! Todo lo que tienes que hacer es entrar y formar parte de él y sentirlo. Está por encima y más allá de todas las fronteras y límites; es absolutamente bueno y hace solamente el bien. No tiene vida o muerte, sino sólo llenado Infinito.

Los deseos de las otras personas ya están corregidos. Todos están dentro de Maljut del Mundo del Infinito, que lo incluye todo. Sin embargo tienes que adquirirlos y solamente lo puedes lograr poco a poco. Vas entrando allí cada vez un poco, hasta que logras abarcarlo todo. En este camino pasas por cinco mundos y 125 niveles, gradualmente, adquiriendo este enorme deseo.

Sin embargo, ¡adquieres lo que está listo y corregido! Solamente tienes que saber cómo recibirlo corrigiendo tu actitud, conectándote enseguida a esto. Este es el significado de Maljut del Mundo del Infinito.

 untitled

  

Los cabalistas escriben que el “prójimo” es tu Kli espiritual que ya está corregido y se encuentra fuera de ti, en otras personas. Solamente tienes que integrarlo a ti, conectarte con él y abordarlo correctamente. Tienes que realizar una restricción (Tzimtzum Álef) en tu egoísmo para asegurarte que no pides más que las necesidades de tu cuerpo animado. Entonces todo lo demás será tu Kli, y puedes tomarlo.

Este deseo que está fuera de ti es tu alma, en donde el “tu” de hoy es una ilusión que se desvanece.

(Extracto de la clase sobre el artículo Cuerpo y alma, correspondiente al 30 de noviembre 2009)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta