La Cabalá nos enseña a recibir para otorgar

laitman_2009-08_2955Pregunta: ¿Cómo es que el deseo de recibir puede tomar la forma del otorgamiento?

Respuesta: Dentro de mi deseo de recibir, solamente puedo recibir y no soy capaz de dar algo a alguien. Yo no soy la fuente de deleite o de la Luz, ya que únicamente el Creador es quien otorga puesto que Él sí tiene Luz. Sin embargo, al recibir del Creador que me ama, con el fin de complacerlo, me convierto en alguien que da. La acción de recibir no cambia, puesto que yo, como un ser creado, solamente puedo recibir. Tan sólo agrego una intención correcta a mi placer y por consiguiente me permite llenar a otro de deleite.

Sin embargo, los lazos de amor mutuo me ayudan a convertir el placer de recepción en los medios para otorgar a alguien más. Es como el huésped que se sirve durante una comida para complacer al anfitrión. El deseo del otro se convierte en prioritario para mi, puesto que yo entonces recibo placer con el propósito de complacerlo.

Esto es lo que la Cabalá nos enseña; cómo recibir para convertirnos en alguien que da.

(Extracto de la clase sobre la Introducción al libro de la boca de un sabio correspondiente el 28 de octubre 2009).

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta