La curación del alma

img_3151_100_wp[1]Una lección es una terapia para mi deseo, un medio que permite que mi deseo actual se transforme y sea equivalente a la espiritualidad. Entre más terapia reciba, asistiendo a las lecciones de Cabalá, mayores serán mis oportunidades de recuperación y transformación de mi naturaleza.

Sin embargo, asistir simplemente no es suficiente. Tengo que entender por qué estoy allí  y cuál será el resultado. Por consiguiente, lo más importante de la lección es que debo tener la intención de cambiar mi naturaleza.

Si vengo a la lección solamente para escuchar, sin la intención de cambiar, entonces nada me ayudará a alcanzar el Mundo Superior, ni un excelente maestro ni un ambiente muy sólido. Una lección para mi debe ser la participación consciente de la recuperación de mi alma rota.

El maestro me da la dirección correcta y el ambiente me apoya en mi camino hacia la Meta. Sin embargo, debo absorber la importancia de la meta que me proporciona el ambiente.

No tiene la menor importancia si entiendo el material que se estudia, de la misma forma que no necesito comprender cómo actúan los medicamentos que me recetan para que sean eficaces. Los doctores dan nombres incomprensibles a los medicamentos y a las enfermedades que no nos dicen nada. Solamente sé que me siento mal y necesito algo para sentirme bien.

La misma situación se presenta en la curación del alma. Es suficiente que sienta que estoy enfermo y sepa que durante la lección recibiré la medicina. Existe un mecanismo espiritual de curación que trabaja cuando se lo pido y necesito prepararme correctamente para sanar.

Espero que la curación del alma ocurra durante la lección y por lo tanto me preparo de antemano con el fin de aceptar la cura.

Material Relacionado:

Ascender hacia el Creador a lo largo de los grados del deseo
Rabash artículo: “El propósito de la Asociación”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta