Nuestro mundo es una sombra del mundo espiritual

laitman_2008-11-13_6709Pregunta: Está escrito que “nuestro mundo” es el nivel más bajo del mundo espiritual, del Mundo de Asiyá. En este caso, ¿qué es el mundo en que vivimos?

Respuesta: Nuestro mundo no existe en la espiritualidad;  es una “realidad” que imaginamos. Tenemos que alcanzar el primer y más bajo nivel del mundo espiritual, y desde allí, empezaremos a ascender como por un delgado rayo de Luz hacia arriba, hacia nuestra raíz.

Ahora nos imaginamos que estamos en un mundo enorme, en el Universo. Sin embargo,  todo eso es como un punto, como una huella, una sombra del nivel espiritual más bajo. Y como una sombra, no existe por sí misma.

No obstante, nosotros “vivimos” dentro de esta sombra, como un sueño que permanece vívido,  mientras no reemplacemos a la sombra con el original, que es el primer nivel espiritual llamado “este mundo” y que es el principio de la escalera espiritual. La parte  más difícil del proceso es subir a éste primer nivel, porque es totalmente opuesto a nosotros y, por consiguiente, está oculto.

¿Si te hubieran dicho, que vas a recibir la posibilidad de dar a los demás todo lo que tienes, incluso tu vida,  pensarías que valdría la pena intentarlo? Por supuesto que no.
Por eso es que “las fuerzas impuras”  lo ocultan de ti, te engañan según el principio, “la cáscara (Klipá) protege el fruto”. Klipá, la fuerza impura, te dice: “¡Vale la pena revelar la espiritualidad ya que hay placer en todo eso!” Y tú confías en ella. De esa manera ella te ayuda a llegar al Creador.

La persona vacila: en ocasiones, intensamente aspira a la espiritualidad y en otras, duda de si allí encontrará algo bueno. Pero mientras tanto avanza.  Lo más importante es permitir que la Luz actúe en la persona. Cumple con las prescripciones del Doctor y dale la oportunidad de operarte. Sin embargo, la mayoría de nosotros nos consideramos  más listos y no dejamos que la Luz actúe en nosotros.

(Extracto de la lección sobre el Prefacio a la sabiduría de la Cabalá, correspondiente al 2 de noviembre 2009).

Material relacionado:

El vacío dentro de nosotros es el precio de la libertad
Nuestra realidad imaginaria la crean dos mecanismos
¿Para quién estamos trabajando? ¿Para nosotros o para el Creador?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta