Permanecer en camino de tres a cinco años

WhatWillHelpUsAlongtheWay_thumb1[1]Venimos a este mundo y a la percepción de esta realidad para elevarnos desde aquí a la verdadera realidad del Mundo Superior. Toda nuestra misión en la vida consiste en tomar consciencia de nuestro estado de inconsciencia para experimentar esta verdadera realidad.

Primero debemos atravesar un largo camino de desarrollo a través de los grados de los niveles inanimado, vegetativo y animado, hasta que el punto en el corazón emerja en nosotros, un deseo de entrar en la verdadera realidad. Cuando al fin esclarecemos lo que significa nuestro verdadero estado (otorgamiento, la raíz de nuestra alma y el Creador), entendemos que necesitamos armonizarnos en algún sistema que nos ayudará a lograrlo.

Hasta ahora, no hemos tenido ningún prerrequisito para ello, es decir, la fortaleza, deseos, pensamientos y entendimiento correctos requeridos. ¿En dónde se encuentra ese adaptador, el escalón intermedio entre nosotros y el otorgamiento? ¿A través de que medios debemos avanzar?

Se ha dicho que existen tres medios con los que podemos avanzar: el maestro, el grupo y los libros. Sin embargo, necesitamos perder la esperanza al grado que entendamos que se trata de los únicos medios con los que contamos y por consiguiente empecemos a utilizarlos.

En este momento es que se inicia la cuenta del período de preparación de “tres a cinco años”  (véase, La introducción al Talmud Eser Sefirot, p. 23). Necesitamos inspeccionarnos a cada momento para ver si verdaderamente nos encontramos en este período de “tres a cinco años” y si no, necesitamos buscar los cambios que nos conducirán al otorgamiento.

Después de todo, si recibimos un despertar y el Creador nos dio este deseo, debemos asegurarnos de llevar a efecto nuestra misión espiritual. Si, por el contrario, recibimos este despertar de Arriba y lo descuidamos, rechazando la invitación del Creador para ir hasta Él, esa sería la mayor vergüenza que pudiéramos imaginar.

Por consiguiente, necesitamos esforzarnos tanto como sea posible por construir límites para nosotros mismos y colocar guardias por todos lados, que no nos permitirán huir en los momentos de dificultad. Necesitamos estar bajo vigilancia cuando nos encontremos en un estado en el que no tengamos control de nosotros mismos y experimentemos  pesadumbre y varios cálculos que nos fuercen a olvidar el camino espiritual y la meta.   

Necesitamos determinar para nosotros mismos todos los conceptos correctamente y en toda su extensión. ¿Qué es el otorgamiento, cuáles son las condiciones y los medios para alcanzarlo, y en respuesta a qué deseo llega la Luz de la corrección? Necesitamos imaginar claramente cada estado por el que pasamos para entender si estamos en el camino de “tres a cinco años” o si ya pasamos por él.  

(Extracto de la Preparación a la lección diaria correspondiente al 16 de noviembre 2009)

Material Relacionado:

El creador, la fuerza general de la naturaleza – está entre nosotros

La revelación del creador es un upgrade del programa de la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: