Poner los deseos en orden

laitman_2009-05-xx_ny_6618[1]Estudiando la ciencia de la Cabalá, la persona comienza a entender que precisamente “la salida de sí mismo” le permitirá encontrar algo especial. Fuera de su pequeño mundo se encuentra algo grande, eterno y perfecto: una dimensión más elevada. Y todo esto es posible gracias al cambio de las prioridades, que incrementa la importancia de lo espiritual por encima de nuestro entorno en este mundo.

La aspiración a la Meta depende de tu prioridad respecto a la importancia que tiene todo el resto en tu vida. La persona es evaluada por la escala de sus prioridades y de sus metas y si la persona considera que la salida de sí mismo para la revelación de lo eterno y perfecto es más importante que su entorno (excepto en lo necesario para la vida), significa que ella colocó correctamente las prioridades y los valores.

Este orden de valores debe ser objeto de constante preocupación y análisis interno. La comida, el sexo y la familia son deseos corporales (animales) necesarios para un cierto tipo de satisfacción. Los deseos humanos son el dinero, la fama, el poder y el conocimiento. Después tenemos los deseos espirituales que se encuentran más allá y fuera de la existencia de nuestro mundo.

Si la persona se preocupa constantemente por el orden correcto de los deseos, frente a cualquier situación, conservará la dirección a la Meta espiritual y avanzará hacia ella.

(Extracto de la Preparación a la lección, correspondiente el 20 de noviembre 2009)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta