Que no se nos expulse de las puertas del Mundo Superior

laitman_2009-07_0181El Zohar: La persona que va a ese mundo sin haber alcanzado los secretos de la Torá, aunque tenga a su favor numerosas obras buenas, es expulsado de las puertas del Mundo Superior.

“Este mundo” es lo que sentimos ahora mismo y el “mundo por venir” (Olam HaBa) es nuestro siguiente estado. Todo se revela de acuerdo al deseo de uno. El deseo de uno puede cambiar naturalmente, por medio de Reshimot que lo hacen más egoísta; o puede ser corregido por nuestro trabajo con el grupo y la Luz Circundante.

Si yo no  me corrijo, entonces, para mi, todas las puertas a la sensación espiritual permanecerán cerradas. Yo no puedo sentir el mundo espiritual sin preparar mis deseos y Kelim para ello, sin corregir el egoísmo al otorgamiento. ¡Así es como puedo abrir las puertas!

La persona que va a ese mundo sin haber alcanzado los secretos de la Torá (lo cual es posible sólo mediante el estudio de la Cabalá para recibir la Luz en los deseos corregidos de uno), aunque tenga a su favor muchas obras buenas (como las definirían muchas personas de nuestro mundo) es expulsado de las puertas del Mundo Superior (es decir, la persona no tendrá la oportunidad de sentir y entrar al mundo eterno).

En el sendero espiritual, esto sucede a cada paso del camino al ir pasando de un estado a otro. Solamente se puede avanzar revelando secretos: lo que está oculto para ti ahora mismo. Todo sucede dentro de tu deseo. Tu deseo y sensación presentes se llaman “este mundo” y un deseo y sensación más corregidos se llaman “el mundo por venir”.

(Extracto de la lección sobre, El Libro del Zóhar correspondiente al 24 de noviembre 2009).

Material relacionado:

El Libro del Zohar es como un río que fluye desde al Jardín del Edén

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta