Sería triste envejecer siendo joven

kacheli_100_wpEl problema principal que afecta la velocidad del progreso espiritual está en la costumbre. Si la persona pidiera una recompensa para cada una de sus acciones, alcanzaría rápidamente la revelación del Mundo Superior.

Me desperté todavía de noche y vine  a la lección. ¿Dónde está mi recompensa?

Te hice una pregunta. ¿Dónde está Tu respuesta? (Me dirijo al Creador.)

Recurrí al grupo, me incliné delante de ellos, para compenetrarme con la grandeza de la meta. ¿Y dónde está la recompensa?

Si de esa manera me exigiera constantemente a mi mismo, a los amigos, al Creador, entonces habría empleado efectivamente cada momento de mi vida, malo y bueno, y hubiera avanzado con rapidez.

La persona tiene que estar constantemente en la búsqueda y la cognición como un niño pequeño. La maldición más atemorizante sería que envejecieras siendo aún un niño, porque en ese caso no podrías aprender, impresionarte, no tendrías espíritu de vida, y por lo tanto te convertirías sencillamente en un viejo cansado.

¡No, un anciano debe ser como un niño!

(Extracto de la lección sobre la Carta de Baal HaSulam, correspondiente al 1 de noviembre 2009)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: