Sobre la utilidad de todas las propiedades

laitman_2009-03_8172[1]A simple vista, me parece que no todas mis propiedades son igualmente útiles y con gusto me liberaría de algunas de ellas. La razón de esto es que no sé usarlas correctamente.

Incluso al final de todas las correcciones, la persona mantiene todos sus atributos originales. Por lo tanto, sólo podemos usarlos en forma diferente. En esto consiste la metodología de la corrección de la Cabalá. No destruimos la creación, de hecho, está prohibido borrar, arruinar o disminuir nuestras propiedades puesto que todas ellas fueron creadas por la Luz y solamente la Luz puede alterarlas en forma correcta.

A medida que avanzamos espiritualmente, desarrollamos cualidades y deseos más negativos y hasta más despreciables, pero en realidad, esto es causa de regocijo, ya que es la prueba que estamos haciendo progresos y que tenemos la suficiente fuerza para completar la corrección. Allí es donde radica el libre albedrío: en acelerar el proceso de corrección antes de recibir algún revés por eventos negativos que nos forzarían a corregirnos.

No hay que esperar más. Es ahora cuando puedes empezar a entender el significado de todo lo que te sucede y empezar a emplear los recursos a tu disposición: el maestro, el grupo, los libros, para de esta manera, atraer la Luz, la fuerza que te transformará. Si no tomas esta iniciativa personalmente, recibirás la presión de los eventos y las crisis externas.

De un modo o de otro, alcanzarás el fin de la corrección. La sabiduría de la Cabalá es el instrumento que te permite avanzar evitando los reveses y te permite anticiparte y evitar los eventos negativos. Si disminuyes el paso de la corrección recibirás un golpe.

La fuerza del golpe que recibas corresponderá a cuánto habrás reducido tu progreso. Esta es la única causa de los sufrimientos en el mundo.

Sólo la grandeza de la Meta puede poner en un segundo plano en tu lista de prioridades todo lo que es temporal en la vida. Entenderás que la Meta es tan sublime que incluso los golpes que el destino te asesta para encaminarte a la Meta no tienen la menor importancia.

Al elevarte por encima de tu egoísmo y aprender a emplear cada uno de tus deseos para alcanzar el máximo otorgamiento, en lugar de minimizar los golpes que recibes, allí encontrarás el punto en el que dejarás de sentir los golpes y reveses.

(Extracto de la lección sobre El prefacio a la sabiduría de la Cabalá, correspondiente al 20 de noviembre 2009)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta