Una conmoción en nuestro tiempo

laitman_2009-04_9136_wRabash preparó “una conmoción” para nuestro tiempo. Gradualmente él ha revelado que lo más importante para un ser humano es su esencia y su actitud hacia la vida. Gradualmente, ha revelado que todo depende de los deseos de nuestro corazón y nuestras relaciones con la verdad.

Estos conceptos son opuestos a las prácticas rutinarias de tradiciones religiosas y obediencia ciega a los mandamientos, que es la conducta típica de muchas personas religiosas. Debemos separar nuestra conducta habitual, impuesta durante nuestra educación (Girsa de Yakuta), que nos hace sentir culpables si no seguimos una rutina regular, de la verdadera plegaria, que es un llamado cordial, genuino y consciente al Creador pidiendo la corrección.

Juzgar a las personas por su vestimenta y las acciones externas, no nos conduce a entender qué persona se encuentra más cercana al Creador. ¿Será aquel que siente el vacío en su existencia, o alguien que parece tener todas las respuestas y lleva las ropas (un modo de vida) de alguien que está cercano al Creador.

El Creador exige que hagamos correcciones en nuestros corazones. No significa que hay que despreciar las tradiciones religiosas, sino que la distancia entre un ser humano y el Creador se mide por la intensidad de su aspiración por adquirir propiedades similares a las de Él.

(Extracto de la Preparación a la lección del 19 de noviembre 2009.)

Material relacionado:

Desde la preparación de la lección, 19/11/2009

El cuerpo no tiene nada que ver

Durante el período de ocultamiento, vamos creciendo de un día a otro como lo hace un bebé

Lo más importante es mantenerse en contacto con el Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta