¿Quien es aquélla que se levanta en el desierto?

pryzhok_100_wpEl Zóhar: “¿Quien es aquélla, que se levanta en el desierto como columnas de humo?” (El Cantar de los Cantares) en el tiempo que Israel caminaba en el desierto.

La persona en su camino espiritual pasa por estados de oscuridad, vacío, y diferentes problemas, y debe constantemente elevarse por encima de ello adquiriendo el atributo del otorgamiento.

La Shejiná caminaba delante de ellos y ellos la seguían.

Si la persona pide ayuda para tener algo que seguir, y escoge no seguir su naturaleza egoísta, y sigue al Creador, entonces ve la “columna de fuego” y las “nubes de gloria”, las señales que le ayudan a ascender los peldaños espirituales.

“La Shejiná caminaba delante de ellos”, significa que su único pensamiento era cómo unirse en una única reunión de almas, que se denomina Shejiná.

Caminaba la Shejiná y todas las nubes de gloria junto con ella. Y cuando se elevaba la Shejiná, se elevaba Israel, como está dicho:” Y cuando ascendía la nube por encima del Sinaí”.

Y cuando ella ascendía, la nube ascendía hasta las alturas. Y todos los que viven en el mundo lo veían y preguntaban:” “¿Quién es aquélla, que esta ascendiendo desde el desierto como columnas de humo?”.

Los deseos que pueden seguir a la Shejiná, la siguen. Y los que por ahora no pueden seguirla se denominan los “pueblos del mundo”, pero también para ellos hay una  revelación, y cuando todos ascienden, también estos deseos avanzan con ellos.

De este modo avanza la persona, aclarando cuáles de sus deseos se denominan “Israel” (directamente al Creador), cuales son los “pueblos del mundo” (los deseos que no puede corregir por ahora), cuales son los “Klipot” (deseos que no son aptos para la corrección hasta el final de todas las correcciones). La persona cada vez  selecciona  sus deseos y los sacrifica, originando que el humo del sacrificio ascienda, es decir, que los cambia de  “para sí mismo” a “para el Creador”. El humo (Ashan en hebreo también se traduce como “mundo, año y alma”) es la Luz Reflejada.

Si la persona trabaja en sí misma: selecciona sus deseos y los une al Creador, entonces alcanza la semejanza con Él.  Entonces eleva la Luz Reflejada y con esto se abre  paso al siguiente nivel, es decir, cada vez revela un mundo nuevo, un año nuevo, un alma nueva.

(Extracto de la lección sobr, El Libro del Zohar, correspondiente al 27 de diciembre 2009.)

Material relacionado:

Ascender hacia el Creador a lo largo de los grados del deseo
Separar los deseos
La escuela de los deseos nos enseña a construir el mundo espiritual en nuestro interior (avanzado)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: