¿Y todo eso está dentro de mí?

laitman_9156_1_wp[1]Si siento las fuerzas malas, significa que comprendo cuáles son las fuerzas buenas que son opuestas. Sin embargo, no me encuentro bajo la influencia de las fuerzas buenas, sino que caigo en el poder de las malas fuerzas.

Por ejemplo, tengo mi casa que es un lugar bueno, cálido y seguro. Pero en la noche si me encontrara en un bosque oscuro, me sentiría asustado y miserable porque tengo algo con lo que puedo comparar esta situación. Sin embargo, si no tuviera un hogar cálido y cómodo, no sufriría, sencillamente me acomodaría a vivir en el bosque. No me parecería ni oscuro ni incómodo, sino como algo normal en mi vida. De la misma forma, nos hemos acostumbrado a la vida en este mundo, que es el peor de todos los mundos.

Comprender lo anterior, debería ayudarnos a no confundirnos por las imágenes descritas en El Zóhar.  Al leer sobre los personajes más temibles, es necesario decirnos que todo “se encuentra dentro de mí”. Son mis deseos en los cuales quiero recibir placer. Todos estos demonios, espíritus y el mismo infierno, todo eso está aquí.

Es necesario comprender eso perfectamente. De otro modo, imaginaremos toda clase de imágenes materiales del paraíso y del infierno que son normales en las religiones y que nos dicen que está prohibido entrar allí. Por eso Baal HaSulam escribió el comentario al Libro del Zóhar, para ayudarnos a liberarnos de todas estas imágenes inventadas y buscar todo esto dentro de nosotros.

Estamos estudiando la parte interior de la Torá que nos dice que todo está dentro de la persona. Y una persona es un pequeño mundo. Todo eso soy yo y no hay nadie más que yo en la existencia. La única cosa que existe dentro de mí es el Creador, la Luz, o sea, la percepción opuesta de Él. Solamente estamos Él y yo y Él me dice cómo revelarlo de Su ocultación. Él lo arregló todo a propósito de esta forma, en donde como resultado de mi esfuerzo y búsqueda pueda revelarlo.

Al corregir mi deseo, llego a Conocerlo, al Uno que me creo en esta forma. Al aprehender al Creador, me aprehenderé a mi mismo, todas mis cualidades y capacidades. ¿Cómo alcanzo esta corrección? Constantemente pidiéndole ayuda para recoger y entender algunas partes de mi alma. En respuesta Él vendrá y se revelará y empezaremos a trabajar juntos y a unirnos mediante este trabajo.

Este sistema con el cual trabajamos se convierte en mi alma, donde Él y yo existimos juntos. Y el Zóhar nos habla de todo esto.

(Extracto de la lección sobre El Libro de El Zóhar, correspondiente al 22 de diciembre 2009)

Material Relacionado:

Descubre los juicios del infierno en tu interior

El egoísmo es nuestro gran enemigo

De la lección del Zohar, 22/12/2009

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: