A través de El Zóhar avanzamos hacia la línea del Infinito

AndGodCreatedManinHisOwnImageEn el libro del Zohar se habla sobre nuestros atributos internos; por eso a la Cabalá se le llama “la parte interna de la Tóra”. Es erróneo pensar que el mundo se desarrolla y se expande. Es nuestro egoísmo que origina que sintamos una dispersión espacial.

Esta percepción hacia fuera es opuesta al enfoque correcto y a la raíz espiritual. Después de todo, la raíz es una línea delgada (Kav Dak) que pasa a través de toda la realidad en su nivel más profundo. Por eso, debemos concentrarnos en nosotros mismos, enfocándonos en nuestros deseos y cualidades. Revelaremos así un grado más interno

En la ciencia de la Cabalá estudiamos que nuestro ascenso consiste en pasar continuamente a un Partzuf más interno. Primero acontece la concepción (Ibúr, embrión) dentro del Partzuf NeJI; después dentro de él se construye el Partzúf interno JaGaT, la etapa de la crianza (Yenika). Después se construye un Partzuf más interno, JaBaD, la etapa de la madurez (Mojin).

 

image001

Hemos terminado un Partzuf completo, uno de los 125 grados para completar la corrección. ¿Qué sigue ahora? Ahora empieza un nuevo Partzuf que es un nuevo grado de corrección, como en el siguiente piso más alto y también consiste de las mismas tres etapas: concepción (o embrión), crianza y madurez.

De esta forma, vamos profundizando cada vez más hasta que alcanzamos la línea del Infinito y nos criamos con esta línea. Por eso es que nuestra búsqueda debe siempre estar dirigida hacia adentro.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zohar, correspondiente al 16 de diciembre 2009.

Material Relacionado:

El zohar nos ayuda a crecer

Revelar el mundo de los deseos

En el país de los deseos en el país de los milagros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta