El extenuante vacío del llenado

laitman_2008-12-07_6476Pregunta: ¿Desaparecerá la fuerza de recepción cuando lleguemos a la corrección final?

Respuesta: Si eso sucediera desaparecería toda la creación. ¿Acaso es malo recibir?

La Cabalá (que quiere decir, recepción) es la ciencia que enseña cómo utilizar correctamente esta fuerza.

Todo empezó con la Luz, el atributo del otorgamiento, la fuerza dadora, que creó la creación: el deseo de recibir para su propio beneficio, la fuerza de la recepción. En realidad, sólo existen estas dos fuerzas y es por eso que la creación no puede dejar de recibir, de buscar la recepción.

El deseo de recibir es necesario, y duradero. Si no fuese así, ¿cómo podríamos otorgar? Sólo aprendiendo a recibir correctamente, alcanzaré el atributo de otorgamiento.

El Creador es quien da en forma pura. Por mi parte, yo soy un receptor y  puedo absorber todo lo que me den sin reflexionar. Sin embargo, si eso ocurre me encontraré en una situación insoportable pues por mucho que reciba, acabará creciendo en mí una sensación de vacío.

El placer siendo opuesto a mi deseo lo neutraliza. No he terminado de recibir un llenado que ya me siento vacío. ¿Por qué? Porque el placer se percibe solamente en un encuentro breve con el deseo, que desaparece al saciarse. Por ejemplo, si tengo hambre al consumir la comida muy pronto ya estaré satisfecho y no querré ni siquiera ver el alimento.

Resulta, que nuestro egoísmo se elimina a sí mismo y llega a la desesperación. Sin importar cuantos esfuerzos realicemos, siempre nos quedaremos sin nada.

¿Qué más se puede inventar en nuestro mundo para recibir el placer? ¿Cuantos platillos, películas, coches, aviones necesitamos? ¿En qué momento todo esto deja de llenarnos?

Por esto hemos llegado a la crisis. Nos hemos olvidado de cómo utilizar nuestro deseo de recibir placer, y ya no podemos usarlo como de costumbre. El mundo está llegando a un callejón sin salida. ¿Qué hacer?

Es entonces que aparece en el hombre un deseo nuevo que se llama el punto en el corazón. El nos dice,  “Se puede avanzar a otra dimensión del  placer. ¿Por qué no intentarlo?  Y el hombre llega a la sabiduría de la Cabalá que le enseña a otorgar por medio del deseo de recibir placer. ¿Cómo? Sólo con el amor. En cada uno de nosotros se revelará el amor hacia los demás y sentiremos que esto nos trae un llenado que no desaparece, que siempre está con nosotros, y que crece continuamente.

Deseando dar, voy a sentir que estoy llenándome, y este llenado sin fin será para mí el sentimiento de la vida eterna.

(Extracto de la lección sobre el artículo, La sabiduría de la Cabalá y la filosofía, correspondiente al 11 de diciembre 2009).

Material relacionado:

Como escapar de la esclavitud del egoismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: