El lenguaje de la santidad

laitman_2008-08-21_0594_wp[1]El Zohar: El capitulo “Los secretos de la Tora”: Los fundadores de la ciudad y de la torre (de Babel) hablaban el lenguaje de la santidad que conocen los ángeles y no hablaban ninguna otra lengua.

“Y había una misma lengua en todo el mundo”; “una misma lengua” significa el lenguaje de la santidad. Y porque hablaban el lenguaje de la santidad, recibieron la ayuda de los Ángeles Superiores para completar la construcción.

Y por eso, nada era imposible para ellos y tenían la habilidad de llevar a cabo lo que se propusieran. Pero, si no hubieran hablado el lenguaje de la santidad, no hubieran recibido la ayuda de los ángeles y sus obras hubiesen sido impuras: una clase de acciones que duran un instante y después de inmediato se anulan por sí mismas.

“El lenguaje de la santidad” representa la lengua de una escala que mide la santidad: la  correcta y equilibrada combinación entre la línea derecha y la izquierda. La línea derecha es el otorgamiento, la fuerza que recibimos desde Arriba y la línea izquierda es la recepción, nuestra materia, el deseo de recibir placer.

Si logramos un equilibrio adecuado entre estas dos fuerzas entonces alcanzamos el lenguaje de la santidad. Cuando así sucede, la lengua de la escala muestra que todos nuestros deseos son para el otorgamiento, y la línea derecha y la línea izquierda, se encuentran en equilibrio. De esta forma podemos utilizar la materia del deseo de recibir placer para construir nuestra alma, ya que le podemos dar una estructura correcta para el otorgamiento.

Eso significa “construir la ciudad”;  cuando las Fuerzas Superiores, los ángeles, están de acuerdo con esto y entienden nuestras acciones. Dicho de otra forma, quiere decir que hemos establecido la conexión adecuada con el Creador, la fuerza del otorgamiento.

En cada etapa usamos esa parte del deseo en la que tenemos capacidad, usando el “lenguaje de la santidad”, la línea media, y de esa forma continuamos uniéndonos con el Creador, y alcanzando una mayor semejanza con Él.Creamos cada “roca” y “bloque” necesarios para la construcción y los empleamos para construir la línea media, utilizando el lenguaje de la santidad. Es decir, siempre erigimos el edificio desde abajo hacia arriba con el propósito del otorgamiento. A eso se le denomina construir “con la ayuda de los Ángeles Superiores, las fuerzas de otorgamiento. 

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zóhar, correspondiente al 15 de diciembre 2009.)

Material Relacionado:

De la lección del Zohar, 15/12/2009

“Y construyeron una torre con la cúspide en los cielos”

El lenguaje es un programa de conexión humana

El lenguaje de la cabalá es el otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: