El lenguaje es la unión de la Luz y el deseo

sidur_rashash_100_wp[1]El hebreo es un idioma muy especial formado por la unión de las Luces y los Kelim.

Maljut se une con Bina y de este modo se presenta un borde inclinado (Parsa) en la letra Alef.

La Luz de Jojma desciende a Maljut desde la Sefira Jojma arriba. Desde arriba y es representada por la letra Yod. La parte que se expande hacia abajo forman la parte baja de la letra Yod. Y si abajo no hay Luz abajo, entonces el lugar de la letra Yod estará ocupado por la letra Dalet. De este modo se forma la letra Alef.

untitled.bmp 3

La letra Dalet es la combinación de dos ejes (Delet – la puerta), las puertas que cierran y abren Rejem (el útero del Partzuf espiritual). El eje horizontal  es la propagación de la Luz de Jasadim y el eje vertical es la propagación de la Luz de Jojma.

La letra Shin  representa tres líneas. El  Ari explica e número de formas de las coronas que son necesarias sobre cada letra. Toda la TANTA (Taamim, Nekudot, Tagin, Otiot): las luces, las letras, los puntos, las coronas sobre las letras, todo esto es el reflejo de la conexión directa entre las Luces y los Kelim.

Por eso es tan  importante saber, como se expresa esta conexión, porque es no simplemente un idioma, sino que es una conexión entre la Luz  y el Kli, que es el fundamento de todo el universo. Por eso, estas letras y el mismo lenguaje se denominan sagrados, porque muestran cómo el Kli quiere asemejarse a la luz.

Cuando Maljut asciende a Zeír Anpin y Bina, ella se une con ellos y de esto proceden  22 letras, expresando la semejanza de Maljut a las Sefirot Superiores, hasta ZAT de Bina, donde Maljut recibe los atributos de Bina.

Ascendiendo desde Maljut de Maljut, (del punto negro) ella empieza a decaer y ocasiona una línea hacia derecha o a lo largo, de ancho y de largo, así como todas las diferentes formas o círculos, cuando alcanza la perfección.

Sobre cada peldaño del ascenso, Maljút conecta con Bina y atrae las formas de su unificación. De este modo se forman las letras.

Un cinescopio funciona con el mismo principio.  En él hay un sistema de desviación: un más y un menos por la vertical y más y menos por la horizontal y en el medio hay un rayo eléctrico, el cual se desplaza hacia donde lo atraen estos campos de más y menos; de esa forma el se mueve y dibuja todas las formas posibles. Con el tiempo estas formas consecutivas  se sobreponen y se visten una sobre otra.

Con este trabajo conjunto de dos pares de fuerzas (potenciales): Jasadim (a la derecha y a la izquierda) y Jojma  (arriba y abajo) el punto se atrae de la izquierda a la derecha y de arriba hacia abajo formando todas las diferentes letras. Estas formas se visten una sobre otra y resulta la secuencia de las letras, el alfabeto.

(Extracto de la lección sobre, El Libro del Zohar correspondiente al 28 de diciembre 2009.)

Material Relacionado:

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: