El Libro del Zóhar: la guía de la espiritualidad

29_100_wpPregunta: ¿Hacia dónde desea dirigirnos El Libro del Zóhar?

Respuesta: El Zóhar nos dirige sólo a la revelación de nuestro mundo interior y allí encontrar todas las posibles nociones internas: yo mismo, el mundo, así como los niveles inanimado, vegetativo, animado y humano. Ya que todo lo que podamos imaginar ahora, incluyéndome a mi mismo, está dentro de nosotros.

Si me relaciono a El Libro del Zóhar de esta forma, sabiendo que me revela a mi yo, entonces el libro me dirá todo sobre mí. Todo lo que leo en El Libro del Zóhar ocurre dentro de mí. Yo, esencialmente, soy una pantalla y la fuerza del deseo dibuja diversas formas, imágenes y acciones en mi pantalla. En los diferentes niveles de mi deseo de disfrutar, esta fuerza dibuja, ya sea objetos inanimados, o el mundo vegetativo, el mundo animal o el mundo humano. Todos estos cuadros aparecen dentro de mi deseo de disfrutar y los dibuja la fuerza del deseo.

A semejanza de las imágenes que vemos en la pantalla de una computadora, hay una cámara fotográfica dentro de nosotros, que crea la ilusión de la realidad que aparece ante nosotros. Pero, de hecho, no hay ninguna realidad; todo es nuestro deseo de disfrutar que recibe estas impresiones de la fuerza que actúa en su interior, retratando diversas imágenes dentro del deseo. Nosotros, discernimos estas imágenes como objetos inanimados, plantas, animales y personas, dependiendo del nivel de deseo en donde se retraten.

Por lo tanto, al leer El Libro del Zóhar tengo que imaginar que yo soy un pequeño mundo y todo se encuentra en mi interior: el océano, las montañas, los colores, sonidos, los árboles, la gente y todos los acontecimientos que ocurren dentro de mí. Entonces gradualmente empezaré a pasar de las imágenes que describe El Zóhar a cualidades y fuerzas. En lugar de responder a las palabras de este libro, imaginando animales, gente, árboles y todas las cosas que les suceden, empezaré a discernir poco a poco estas cualidades dentro de mí.  Básicamente sólo hay dos cualidades, la recepción y el otorgamiento, pero pueden estar presentes en varios grados y expresadas de diversas maneras.

Tenemos que intentar reconocer todo lo que describe este libro. Tan pronto como hagamos la transición del mundo de fuerzas, empezaremos a ver la verdad y a entender que todas las imágenes que ahora vemos son un mundo imaginario, y en realidad, se trata tan sólo de fuerzas. Y después tras de estas fuerzas, gradualmente empezaremos a discernir al Uno, la Fuerza Única, El Creador.

Así es como debemos leer El Libro del Zóhar

(Extracto de la lección sobre El Libro Zóhar, correspondiente al 9 de diciembre 2009).

Material relacionado:

El mundo se revela desde cero


 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: