El método más natural de estudio

izuchayu_knigu_100_wp[1]Pregunta: Cuando leemos El Zóhar, es necesario simplemente seguir el texto, como si estuviésemos viajando dentro de nosotros mismos. ¿Pero, acaso no tenemos que aplicar esfuerzos para exigir la corrección?

Respuesta: El Zóhar te dirigirá hacia la corrección de los pensamientos. Él te dirá qué es bueno y qué es malo, dependiendo de tu estado concreto y de lo que precisamente requieras aclarar en el momento.

Él mismo te dará este enfoque. Tenemos solamente que saber aferrarnos a él, seguir su corriente, y dejarse llevar por él en forma obediente hacia donde él nos quiera llevar, para que nuestros corazones y mentes se deslicen tranquilamente en su corriente.

Todo está preconcebido, incluyendo mí deseo, sus Reshimot y la Luz que realiza los Reshimot. Sin embargo, todo depende de mi esfuerzo y mi consentimiento para dar acceso a la Luz en mis Reshimot.

Yo solamente permito que la Luz actúe, pero más allá de esto todo ocurre sin mi conocimiento. Yo solamente soy testigo de todo lo que sucede en mí. Mi esfuerzo se llama “Avodat Hashem” – el trabajo del Creador –;  y yo sólo soy su cómplice. Como el Creador dijo a Moisés: “Vámonos al Faraón. Yo lo haré todo y tu verás cómo actuaré con él” Eso significa que mi punto en el corazón, el primer Reshimot espiritual, me llevó a la entrada de un nuevo mundo, del cual no sé nada. Y ahora, a través de este punto en el corazón, escucho la explicación sobre este nuevo mundo. En la medida que yo lo conozca y me conecte a él, podré vivir en él.

Baal HaSulam escribe que al igual que es imposible que los cuerpos materiales vivan en este mundo sin conocer sus leyes, reglas y condiciones,  el alma no puede vivir en el Mundo Espiritual sin haber recibido el conocimiento necesario sobre él. Nosotros ahora tratamos de recibir este conocimiento indispensable. Y cuando lo recibamos sentiremos que ya nos encontramos en el Mundo Espiritual, ya que en la espiritualidad, el conocimiento y la sensación son lo mismo

Ahora solamente siento el cuerpo animal – una realidad ilusoria – pero también tengo el punto en el corazón que puede sentir el Mundo Superior. Este punto que me fue otorgado es una tremenda oportunidad; sin embargo, fue todo lo que me dieron. Yo solo  necesito desarrollarlo, para lo cual me dieron El Libro del Zóhar que me proporciona las explicaciones.

Pero yo estudio el Mundo Superior como el niño estudia este mundo, sin saber nada. Él no puede comprender el mundo empleando su mente para realizar el análisis y la síntesis.  Yo soy igual cuando se trata de mi revelación del Mundo Espiritual.

Estudio solamente si me adhiero al libro y atraigo la Luz Circundante. Este estudio es lo más natural. Revelamos el nuevo mundo de la misma manera que una vez, cuando niños, descubríamos este mundo.

No se puede aprehender el Nivel Superior con la mente, puesto que no la sentimos, ni la vemos o la entendemos. Sin embargo, tenemos que empezar a sentirlo.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zóhar, correspondiente al 22 de diciembre 2009.)

Material Relacionado:

De la lección del Zohar, 22/12/2009

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: