El nuevo tu

attainrevelation_thumb1Pregunta: El hombre está seriamente enfermo, está en bancarrota, tiene problemas en su matrimonio, ¿todo se arreglará apenas entre al mundo espiritual? Después de todo, aprendemos que todo este sufrimiento se le da a una persona para que se corrija. ¿De otra forma, cómo podría decir que el Creador es Bueno y Bienhechor?

Respuesta: Si el Creador se te revela entonces dirás que Él es Bueno y Bienhechor. Por ejemplo, piensa en el tremendo sufrimiento que el Rabí Akiva tuvo que soportar en su agonía, sin embargo continuaba bendiciendo al Creador. Esta no es la leyenda de un mártir, sino un verdadero estado que cada uno de nosotros puede experimentar, sufrir y sin embargo no sentir el dolor.

“El Creador se revela” significa que soy yo quien revela el atributo del otorgamiento dentro de mi mismo, por encima de los deseos egoístas. Junto con todos mis sufrimientos, estoy inmerso en un océano de bondad. De lo contrario, ¿cómo podría bendecir al Creador?

Nuestros deseos egoístas nunca se llenarán. La primera restricción (Tzimtzum Alef) nunca se anulará. Solamente podemos recibir llenado dentro de deseos diferentes, los Kelim de otorgamiento que construimos por encima del deseo de disfrutar.


Pregunta (continúa): Pero en estos Kelim, ¿me sentiré satisfecho o con hambre?

Respuesta: Te sentirás satisfecho, como el huésped que recibe el placer porque el Anfitrión recibe placer. ¿Pero, tú estarás recibiendo placer? No. Este “tu” que pregunta el día de hoy, el “tu” egoísta, ese nunca recibirá placer.

Otro “tu”, el tu corregido, el que recibe placer por la alegría del Anfitrión, es el que recibirá el placer. Pero ese egoísta que solamente quería comer no recibirá nada.

Pregunta (continúa): ¿Estaré satisfecho o no?

Respuesta: Sí, si estarás.

Pregunta: ¿Pero cómo?

Respuesta: Construyendo nuevos tipos de deseos dentro de ti y por lo tanto, llenándote 613 veces más. Sin embargo este placer no se sentirá en tus antiguos deseos.

Es algo que nosotros aún no entendemos. Constituye la diferencia entre estar en este mundo y en el mundo por venir. Sin embargo, esto llegará.

(Extracto de la lección sobre el artículo El ocultamiento y revelación del Rostro del Señor, correspondiente al 16 de diciembre 2009.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: