Estábamos como en un sueño

rav_2008-11-14_sl_img_7185_wNo podremos revelar el mundo espiritual sin estudiar El Libro del Zóhar. No es porque este libro sea tan poderoso y capaz de acelerar tanto nuestro desarrollo, que en lugar de ir a pie o montando a caballo, vayamos volando en un aeroplano. Más bien es que sin él, sencillamente nos será imposible concentrar nuestra realidad interior espiritual y tan sólo veremos la pantalla externa que nos muestra este mundo ilusorio y material.

Nunca podremos atravesar esta pantalla y revelar las fuerzas que operan tras de ella, creando la proyección de esta película (el mundo); e ir todavía más lejos, dejando atrás estas fuerzas y cualidades para llegar hasta el haz de Luz, el proyector, e ir incluso más allá, hasta el Creador, la fuente de todas las fuerzas, cualidades y la idea.

¿Cómo es posible ir de la imagen externa hasta las fuerzas, hasta los pensamientos, las intenciones y las acciones del Creador con respecto a nosotros para poder entender por qué Él nos proyecta esta película, ¿Qué nos quiere decir al mostrarnos todos estos animales, personas y todo lo que ocurre en este mundo? ¿Por qué nos da la sensación de nuestra vida, como si tuviéramos un pasado, el momento de nuestro nacimiento, nuestras vidas presente y la certeza que al final tendremos que morir y entretanto nos encontramos rodeados de todo un mundo y otras gentes? ¿Por qué nos hace soñar con esto?

¡Me dicen que toda mi vida actual no es real! Quiero atravesar esta vida para ir al encuentro de la verdad y descubrir qué es lo que Él quiere. ¿Por qué me sujeta con hilos y me controla como a una marioneta haciendo parecer que estoy vivo? ¿Por qué hace todo de esta forma y quién es Él? ¿Y qué es lo que sigue?

Todas estas preguntas me llevarán a la respuesta.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zóhar, correspondiente al 9 de diciembre 2009).

Material relacionado:

El Zóhar, una droga espiritual
El Zóhar nos revela a nosotros mismos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta