La cabeza del ser humano debe estar por encima del cuerpo

laitman_2009-11_8744[1]Ya hemos trabajado suficiente durante toda la historia para revelar el mal, ahora es el mejor momento de revelar el remedio: la grandeza de la unión, de la elevación sobre lo material. Pero para eso tenemos que estar conscientes que no hay nada más elevado que nuestra meta espiritual y precisamente a esto estaba dirigido todo nuestro desarrollo interior

Todos los problemas en nuestra existencia provienen del Creador que quiere urgirnos a que salgamos de nuestro estado animado. En este mundo no somos distintos de los animales, cuya cabeza está al mismo nivel del cuerpo. ¿En qué piensa mi cabeza? Piensa únicamente en el cuerpo y por lo tanto la cabeza está al mismo nivel. ¿Así que soy una persona o un animal que camina erguido? Al realizar todos estos discernimientos nos acercamos a la meta, porque adquirimos un mayor entendimiento de lo que carecemos.

“No hay nadie más aparte de Él”, y debo justificarlo, porque todo lo que sucede es para adelantarme a la meta. Lo que es muy importante para mi es convertirme en un ser humano en lugar de quedarme como un animal. Esto puedo lograrlo sólo irguiendo la cabeza y para ello necesito la fuerza del Creador quien controla mi naturaleza. De otra manera me quedaré con mi egoísmo. 

¡Por eso es que el Creador constantemente me envía disgustos, para que salga del mal! ¡Me empuja, ayudándome a levantarme! Si no, nunca querría convertirme en un ser humano, una criatura perfecta y eterna. Sencillamente continuaría inmerso en mi amor propio para de alguna forma ir pasando los setenta años que me asignen, según el principio, “Bebamos y gocemos hoy, pues mañana moriremos”.

Por el contrario, no se me da un momento de descanso y se me envían problemas constantes; por la desesperación, me fuerzan a pensar qué es lo que debo hacer. En este punto, la ciencia de la Cabalá se revela y explica que tienes todos los medios (el grupo, el maestro y los libros) para avanzar. No seas fatalista, lucha por la corrección y te elevarás a un estado maravilloso. 

Básicamente se trata de una tarea sencilla. La única razón de que nos resulte tan difícil es que no queremos levantar la cabeza del comedero. Tenemos miedo de apartarnos de éste, de separarnos de nuestro estómago. Sin embargo, la crisis global que nos  golpea hoy en día nos está obligando a ello. La forma de pensar de la gente está cambiando, aunque toma tiempo poner en movimiento esa gran masa de personas.

(Extracto de la lección sobre la Carta de Baal HaSulam, correspondiente al 2 de diciembre 2009)

Material Relacionado:

De la lección sobre la carta de Baal HaSulam, 02/12/2009

¿A dónde nos lleva el océano tormentoso del futuro?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: