La ciencia y la abstracción

laitman_2009-10_usa_0307_wPregunta a cualquiera que te dé una descripción de qué es la esencia de la materia, de la espiritualidad y del alma y obtendrás miles de opiniones diferentes, ninguna de las cuales habrá sido sopesada o será definitiva. Es porque estamos hablando sobre una realidad que está oculta para nosotros. La humanidad constantemente busca esa realidad pero nadie es capaz de señalar nada que sea claro, preciso y práctico

Esta búsqueda no puede realizarla la ciencia clásica, puesto que no percibimos la realidad oculta en nuestros sentidos. Tampoco puede lograrlo la religión puesto que ésta ni siquiera quiere revelar lo que está oculto. La filosofía, sin embargo, desea deducir lo que está por encima de nuestra naturaleza, utilizando el intelecto del hombre. Eso es imposible, pero los filósofos se apoyan en la capacidad de la mente para comprender lo que está muy por encima de ella.

La filosofía la constituye el esfuerzo de las personas que desean revelar el mundo espiritual sin transformarse. Eso resulta también imposible, puesto que la realidad se revela a través de nuestros deseos y nuestros sentidos. Si lo que revelamos puede medirse y verificarse y este conocimiento puede transmitirse a otros, entonces se trata de una ciencia.

Si la persona no tiene la sensación del mundo oculto, las conjeturas se quedarán en fantasías y no constituirán una ciencia. Pero, como decimos, no tiene nada de malo soñar, pero no se puede intentar establecerlo como la verdad. Por esta razón las personas le han perdido el respeto a la palabra “filosofía”, ya que habla de una “irrealidad” confusa. 

(Extracto de la lección sobre el artículo La sabiduría de la Cabalá y la filosofía http://www.kabbalah.info/es/table-of-contents/baal-hasulam/270 correspondiente al 04 de diciembre 2009.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta