La escalera de los deseos

process_poshel_100_wpEl Zóhar: “Por lo tanto no deben comer el tendón dislocado de la articulación de la cadera (Gid HaNasheh). Está prohibido por placer y está prohibido dárselo a un perro.

¿Y por qué es llamado “Gid HaNasheh”? Porque origina movimiento (“Menashe”); mueve a la gente a olvidar el servicio al Creador. Y allí se encuentra la mala inclinación.

Aquí El Zóhar explica cuáles deseos del total de nuestros deseos podemos usar, y cuáles no, y cómo corregirlos y conectarlos entre sí. Todos estos deseos son egoístas, para disfrutarlos uno mismo y por lo tanto tenemos que hacer ciertas restricciones cuando los usamos.

Podemos corregir deseos con Aviut (espesor) debajo de cierto nivel utilizándolos para el otorgamiento, esto es, recibir para el otorgamiento. En cuanto a los deseos con Aviut por encima de ese nivel, podemos usarlos sólo para otorgar para el otorgamiento.

Además de esto, hay otros deseos que no debemos usar en absoluto, sino sólo restringirlos. Las palabras “no se debe”, “imposible”, quieren decir que no se puede. Esta es la única prohibición que existe en el mundo espiritual.

Sin embargo, debido a que nuestros deseos están pervertidos para empezar, como está escrito, “Yo he creado la inclinación al mal”, el primer paso en nuestro camino es exponer el mal. Después de eso avanzamos corrigiendo nuestros deseos, cambiando nuestras intenciones de usarlas de la “recepción” al “otorgamiento” de lo sencillo a lo difícil, de lo simple a lo complejo.

El Zóhar explica que se nos da el cambio para revelar todo el cuadro en cada estado; sin embargo, solamente podemos revelarlo en grado menor, como si estuviera comprimido, como si nos acercáramos rápidamente. Por lo tanto, en cada estado tenemos todos los deseos, el alma completa. En otras palabras, el mismo Mundo del Infinito continuamente se nos muestra en diferentes grados o resoluciones.

Pero cualquiera que sea el caso, debemos discernir cada deseo en cada estado. Por lo tanto, aunque aún no hayamos alcanzado el estado de poder corregir deseos, grandes, elevados, especiales, sin embargo al leer sobre estos deseos que aún no se nos han revelado en nuestro trabajo individual espiritual, despertamos las Luces de esos niveles  y esas Luces nos corrigen a su vez.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zohar correspondiente al 23 de diciembre 2009.)

Material Relacionado:

 De la lección del Zohar, 23/12/2009

Un viaje al mundo de los deseos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta