La oscuridad está llena de Luz

laitman_2009-11-06_zohar_tv_8214_w[1]El Zohar: Cuando la oscuridad llega y Nukva se conecta a ésta, ella gobierna y brilla en Jojma, que es su gobierno. Y ya que carece de Jasadim, todas sus aberturas están bloqueadas desde todos los lados, porque todas las luces se congelan dentro de ella y no hay conducto en ella, a través del que pueda aparecer alguna luz.

Pero ella está llena de Luz, pero los conductos están bloqueados. Después, cuando la línea media despierta en ella y abre los conductos, ellos recibirán la iluminación de Jojma desde ella, que estaba bloqueada en ese tiempo. Está escrito que ellos anhelan infiltrarse en Nukva precisamente cuando es discernida como pequeños caminos y conductos bloqueados, ya que sólo entonces Jojma en ella está completa.

En realidad la noche está llena de Luz, pero no podemos ver durante la noche pues carecemos de la Luz del amor y el otorgamiento (Jasadim) para ver la Luz. Solamente en la Luz de Jasadim podemos obligar a la Luz de Jojmá a revelarse y brillar en la Luz de Jasadím. Cuanto más hay la Luz de Jasadim, tanto más grande será la revelación.

La noche o la oscuridad es un estado en el cual yo estoy en un océano de la Luz de Jojmá, pero no tengo la Luz de Jasadím. Si empiezo a desarrollar mis cualidades de amor y otorgamiento, la Luz de Jasadim, entonces poco a poco me empieza a brillar para mí la Luz de Jojmá. Esto significa que despierto el amanecer, la Luz de la madrugada y después, el  día.

Desde el medio día y más tarde, la Luz de Jasadím, mi fuerza de otorgamiento se debilita y empiezo descender  del nivel de Jasadím que tenía antes. Es como si se instalara el crepúsculo, una disminución de la Luz de Jojmá en la Luz de Jasadim. Es así que empieza la tarde seguida de la noche. Dicho de otra forma, mi deseo de recibir placer ha crecido y no me deja fuerzas para permanecer en el otorgamiento y el amor (Jasadím); más y más asume el poder sobre mí. Las fuerzas negras de la noche me poseen y yo me rindo, descendiendo en la oscuridad, sin posibilidad de amor y otorgamiento.

Pero en esta oscuridad, acumulo de nuevo las fuerzas para dar y empiezo desde la media noche a combinar Jojmá y Jasadim, para que una Luz ilumine dentro de la otra. De esta manera revelo la luz.

Y todo esto lo hace una persona. Si vence su deseo de disfrutar, a través de su aspiración al otorgamiento, entonces ve la Luz. Y viceversa, ve la oscuridad en la medida que su egoísmo lo venza. De este modo avanzamos en nuestro desarrollo espiritual: de un día a una  noche y de nuevo. Todo depende solamente de la persona, pues por parte del Creador, la Luz nos rodea constantemente, como se ha dicho: “No he cambiado mí HaVaYaH” y “La Ley ha sido decretada y nadie puede romperla”.

Todo ha sido dispuesto para ti y de ahora en adelante, puedes hacer lo que desees.

(Extracto de la lección vespertino sobre, El libro del Zohar correspondiente al 24 de diciembre 2009.)

Material Relacionado:

“Déjame ir, pues ya ha amanecido”

El significado espiritual de luz y oscuridad

¿Quieres recibir más? ¡otorga!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: