Las puertas por encima del abismo

rav_2008-11-07_blackpool_lesson_12_wEl Zóhar: Escudriña el misterio de los grados y verás cómo los colores (blanco, rojo y negro) se difunden por todas partes: a la derecha, a la izquierda y en medio, hasta que entran abajo en Maljut por el misterio de los veintisiete canales con puertas, que ocultan el abismo.

Si podemos cambiar nuestras cualidades y hacerlas iguales al atributo de amor y otorgamiento de la Luz, nos uniremos a Ella y revelaremos sus canales. Existimos en el Mundo del Infinito incluso ahora, pero está oculto de nosotros por los cinco mundos. Estos mundos son ocultamientos que existen en nosotros, en nuestro deseo, porque son opuestos a la cualidad del Mundo del Infinito.

Por sí mismos estos ocultamientos no existen, pero se revelan en la medida que establecemos contacto con el Mundo del Infinito. El ocultamiento surge entre nosotros y el Infinito, para ayudarnos a alcanzar la revelación necesaria. Sin embargo, si no estamos preparados para ello, el infinito se oculta de nosotros. Esto se llama un “mundo”  (Olam – de la palabra ocultamiento), que al mismo tiempo descubre y oculta. Al final, todo depende solamente de hasta qué punto uniremos y transformaremos nuestras cualidades.

…A través de estos veintisiete canales fluye la Luz Superior a Maljut y las puertas son las hojas batientes de los canales que ocultan los juicios y restricciones, llamados abismos, que reinan en Maljut.

Nosotros mismos construimos estos canales en nuestro interior  y las hojas batientes (cerrojos), son como válvulas que algunas veces  abren el camino de la Luz y algunas veces bloquean y ocultan la Luz, dependiendo de la semejanza o el contraste con la Luz. Por lo tanto, nuestros esfuerzos deben estar dirigidos solamente a tomar todas nuestras cualidades y emplearlas en la construcción de la semejanza con lo espiritual y recibir en consecuencia una porción de la Luz.

La Luz se revela en la medida en que nuestro egoísmo es ocultado por la “modestia”  (El Zohar incluso tiene un capítulo El libro de los modestos) y en la medida que nuestro egoísmo se asemeja a la Luz, la recibe. Entonces revelamos los atributos del Creador y el Pensamiento de la Creación.

Cuando terminamos este trabajo de alcanzar la semejanza y nos volvemos en todo como Él, todos los canales desaparecen y nos encontramos en el océano de la Luz infinita. Pero todo esto es gracias a la fuerza de nuestra pantalla anti egoísta.

Ahora vemos que todos los ocultamientos eran necesarios para ayudarnos a entender al Creador y unirnos a Su pensamiento, ascendiendo por encima de Sus acciones. Así nos elevamos al nivel del Creador y nos unimos con Él.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zóhar, correspondiente al 14 de diciembre 2009.)

Material relacionado:

El Libro del Zóhar es la revelación
La espiritualidad no se puede alcanzar con la mente
La manera de revelar al Creador es el deseo correcto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta