Revelar el mundo de los deseos

balance_thumb1Ayer, durante la conferencia, me hicieron la siguiente la pregunta: “¿Cómo puedo comportarme con la gente que me rodea si escucho que todo existe dentro de mí?”

El problema es que existe la realidad y existe lo que deseamos. La realidad es lo que sentimos y percibimos de acuerdo con el principio, “El juez no tiene más que lo que ven sus ojos”. Es lo que debemos hacer para evaluar todo en nuestro mundo y actuar como corresponde. En este mundo, los únicos que actúan somos las personas que me rodean y yo.

Lo deseado es lo que descubriré en el futuro, en mis cualidades corregidas. En ese mundo estaré unido con el ambiente y el Creador. Aprendemos que existe otra realidad en donde es percibido dentro de nosotros y nada es percibido fuera de nosotros. Sin embargo, en este momento todo esto todavía es muy irreal para nosotros. Es posible que Todo lo que imagino como la imagen del futuro en realidad no sea nada parecido. No nos damos cuenta cuánto cambiará nuestra vida. No es que nuestro mundo no cambiará de alguna forma, más bien es que surgirá un mundo completamente nuevo.

Por consiguiente cuando leo El Libro del Zóhar, debo huir de todo lo que conozco e intentar entrar dentro del libro como si me estuviese sumergiendo en él. Cuando leo El Libro del Zóhar estoy en él, realmente vivo en él.

Por ahora, no puedo existir en dos mundos simultáneamente; sólo pueda estar en uno.

Por lo tanto, me desconecto de esta realidad material y trato de construir otra imagen, como el niño que quiere ser adulto en todos los aspectos: en el atuendo, cómo actúa, cómo los otros lo perciben. Quiere que todos lo traten como a un adulto.

De la misma forma, debemos imaginar en todos nuestros sentidos y fantasías que El Libro del Zóhar habla sobre nuestro nuevo mundo en el cual nos encontramos. Es decir, habla sobre mis atributos internos en los cuales existo y en los que veo una nueva realidad. Este “juego” atrae la influencia de la Luz que Reforma y entonces el nuevo mundo se revela.

No es que se revela el nuevo mundo y el antiguo desaparece y nosotros nos vamos volando al cielo. Más bien revelo que vivo en mis deseos, es decir, dos deseos, el mío y el del Creador, que se revelan uno frente al otro, en mi interior. Los siento y existe entre ellos como la línea media, que es mi “yo”. No hay nada aparte de esto; yo existe entre estas dos fuerzas.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zohar, correspondiente al 16 de diciembre 2009.)

Material Relacionado:

 El libro del zohar nos conduce al mundo superior

El zohar nos ayuda a crecer

En el país de los deseos en el país de los milagros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: