Toda la humanidad está dentro de mí

laitman_2008-12-25_8420_wYo tengo deseos en todos los niveles de desarrollo: el inanimado, vegetativo, animado y humano. El nivel humano en mí tiene deseos de todo tipo de personas que veo en nuestro mundo. Por lo tanto, en realidad todo el mundo está dentro de mí. Los ladrones, mentirosos, la gente de bien, los sabios y los insensatos están dentro de mí. En realidad, todo eso soy yo.

Tan sólo me parece que este inmenso mundo existe, pero en realidad sólo lo imaginan mis deseos y cualidades interiores. Están plasmados dentro de mí bajo la forma de imágenes inanimadas, vegetativas, animadas o humanas en mis cuatro niveles de deseo.

Dependiendo de cómo veo el mundo, puedo entender hasta que punto estoy pervertido o corregido, soy bueno o malo. En otras palabras, puedo entender cuáles son mis deseos que necesito corregir.

Si corrijo mi actitud hacia el mundo, me corrijo yo mismo. Es porque cuando veo el mundo fuera de mí,  tengo mayor capacidad de determinar mi egoísmo, lo que está mal en mí y cómo alcanzar la bondad y el otorgamiento hacia lo que parece que está fuera de mí. Cuando me corrijo veo que el mundo se vuelve mejor.

En realidad no existe un mundo. Tan sólo me parece que todo esto existe, pero estoy mirándolo como si viera una película en una pantalla.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zohar correspondiente al 23 de diciembre 2009.)

Material relacionado:

Un viaje al mundo de los deseos

Una película intitulada “La Vida”

De la lección del Zohar, 23/12/2009

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta