Un animal no tiene fantasías

laitman_2009-08_2618Los cabalistas tienen la norma de no hablar sobre nada excepto lo que en realidad han alcanzado, y alcanzar significa el grado más elevado de entendimiento. En otras palabras, hasta que no hayamos logrado una comprensión absolutamente clara, hasta que el conocimiento no haya pasado de las primeras nueve Sefirot a Maljut, no se le puede llamar alcanzar.

¿Entonces cuál es el papel de la imaginación o la fantasía? ¿Por qué se nos han dado estas cualidades? Sin la imaginación, el avance es imposible y lo podemos constatar con la ciencia tradicional. Puedes usar tu imaginación, pero lo más importante es no tomarlo como algo que realmente está sucediendo. Sin embargo, sin la imaginación serías un animal, no un ser humano.

Todo el mérito del hombre sobre los animales viene de la capacidad de sentir las primeras nueve Sefirot, fantasear, y hacer conjeturas más allá de nuestra percepción y alcance real. Un animal vive solamente dentro de Maljut, la materia, y siente solamente las formas que están vestidas en ella. Nosotros, sin embargo, podemos imaginar una forma abstracta y la esencia, y todo eso nos permite desarrollarnos más y que se nos llame seres humanos.

No obstante, se nos prohíbe utilizar nuestro conocimiento imaginado hasta que entra en nuestra materia, como sería con los animales. Esto constituye una paradoja. Estamos siempre orgullosos de ser seres humanos, de tener una mente que está por encima del cuerpo animado. Sin embargo, no podemos confiar en ella hasta que actúa en beneficio del cuerpo, dentro del deseo.

En el Partzuf espiritual, inspeccionamos nuestros deseos bajo una pantalla y la cabeza sencillamente realiza un cálculo. Entonces todo ocurre de acuerdo a la materia que es capaz de tomar la forma de otorgamiento. Todo lo demás son nuestros deseos externos y no podemos usarlos puesto que no tenemos el control de ellos.

Primero tenemos que anexarlos a nosotros y aceptar toda la Luz dentro de ellos. Entonces toda la realidad se unificará y seremos capaces de utilizar esos deseos. Esta voluntad constituye nuestra corrección.

Hasta entonces, las formas abstractas solamente nos ayudan para avanzar hacia la corrección total. Con su ayuda, podemos conectarnos al Nivel Superior porque podemos ver e inspeccionar las cosas; sin embargo, no podemos usarlas en forma práctica.

Nuestros mayores problemas en la vida vienen del hecho que atribuimos lo que deseamos a la realidad y construimos planes basados en fantasías, por consiguiente separándolo de la materia. La Cabalá nos aconseja fantasear en la forma abstracta sobre el Nivel Superior y el futuro, pero después trabajar en nosotros para “tirar de” nuestros deseos y la materia al nivel de esa fantasía. Entonces la forma abstracta se va a vestir en la materia; cambiaremos en lugar de equivocar nuestras fantasías pensando que son realidad.

(Extracto de la lección sobre El Prefacio al libro del Zohar correspondiente al 24 de diciembre 2009.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta