Un punto independiente por encima de la materia creada

laitman_2009-08_5961_w[1]El ser humano está creado de la unión de Maljut y Biná, las cualidades de recepción y otorgamiento. Esto es lo que nos da la capacidad de ser corregidos. Biná se conecta con Maljut y esto hace surgir una tercera realidad, que incluye a ambas pero no pertenece a ninguna de ellas.

 Maljut es el atributo del juicio, con el cual no se puede construir nada. Biná es el atributo de misericordia, que no tiene poder para crear. La fuerza creativa puede sólo producirse por su unión. Vamos a suponer que tomamos cemento, agua y arena, los mezclamos para producir  concreto y manufacturamos bloques para construir. Es así que producimos un material de construcción hecho con estos atributos. Si bien los atributos mismos se pierden en el material, una nueva realidad ha nacido.

¿Qué tiene de particular una gota de semen que le permite pasar del padre a la madre, crecer y hacer nacer un niño que más adelante se convertirá en un individuo, un ser humano? ¿Por qué de pronto él se separa de sus padres y deja de pertenecerles cuando llega a ser un ser independiente?

Al principio un niño se comporta de acuerdo a sus instintos naturales que podemos entender. Pero, cuando llega a la edad de seis o siete, de pronto se vuelve independiente y empieza a tener su propia opinión. Su naturaleza animada ha dejado de controlarlo, y ha nacido una nueva personalidad que no es una replica de su padre o de su madre. Parece que tiene de los dos, pero al mismo tiempo tiene la suya propia. No entendemos cómo sucede esto, puesto que no vemos la raíz de los acontecimientos.

Sin embargo, esto es justamente lo que el Creador desea: que una nueva vida, la línea media (el ser humano) surja de las fuerzas de recepción y otorgamiento que Él creó, de dos fuerzas opuestas que se unieron. Su meta no fue crear un deseo, puesto que un deseo es sólo un material que reacciona automáticamente a lo “bueno” y lo “malo”. Más bien, el Creador y el ser humano existen fuera de la materia. El Creador quiso crear un punto que está por encima del deseo y que surge de la unión del atributo de recepción y del atributo de otorgamiento. Esta es totalmente una nueva realidad que es tu “yo”.

(Extracto de la lección sobre El Prefacio a la sabiduría de la Cabalá, correspondiente al 7 de diciembre 2009)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta