Uno, Único, y sólo Uno

42_100_wp[1]Pregunta: ¿Por qué es tan difícil vincular todo lo que ocurre en la vida a una fuerza: el Creador?

Respuesta: Es imposible pensar en el Creador en el instante que algo nos sucede, a menos que Lo sintamos a través de los sentidos, a menos que estemos conectados con ese rayo de Luz , a menos que estemos dentro de Él y Él esté dentro de nosotros.

Reaccionamos a cualquier sensación o pensamiento que tenemos buscando miles de fuerzas menos al Creador, puesto que no lo percibimos a Él como la fuerza única que llena todo lo que existe. No importa si estamos hablando de algo que ocurrió hace cinco mil años u hoy mismo. Debido a su naturaleza egoísta, el ser humano nunca puede estar conectado a la idea de la fuerza gobernante que es el Creador.

Existimos en un estado de dualidad, puesto que estamos formados por dos opuestos: la Luz y la vasija (Kli), la oscuridad y la Luz. Nuestra percepción consiste de dos partes: el deseo y la sensación (reacción) de llenado o el vacío dentro del deseo. Una de estas partes, el deseo se origina directamente del Creador y la otra parte, el placer llega hasta nosotros indirectamente. El sufrimiento no viene directamente del Creador y por consiguiente no podemos vincularlo con Él.

Por lo tanto, hasta que revelemos al Creador a través de nuestra mente y nuestros sentidos, la declaración que Él es, “Uno, Único y sólo Uno” es para nosotros una falsedad. La persona no puede afirmar que solamente existe una sola fuerza que gobierna el universo pues según la naturaleza humana, eso no es verdad. Únicamente cuando la persona revela al Creador puede decir que el Creador es “Uno, el Único y sólo Uno”, porque entonces lo percibe desde su interior.

(Extracto de la lección sobre el artículo La característica de la Cabalá, correspondiente al 6 de diciembre 2009.)

Material Relacionado

No te fabriques ídolos

Abran “la caja negra” de la creación

El gran artista que pinta el mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta